(CNN Español) - Los niños del Hospital Infantil de México "Federico Gómez" estuvieron felices de recibir al papa Francisco.

"Papa, yo te amo", le gritó una niña cuando el pontífice se dispuso a dar unas palabras. "Rezá por mí", le contestó Francisco.

El papa saludó a los niños personalmente, se tomó fotos con ellos y repartió bendiciones. Una niña incluso le pidió su autógrafo, y Francisco, sonriente, firmó su cuaderno.

Una niña le cantó el Ave María al papa, quien la escuchó con atención mientras los otros pacientes estaban visiblemente conmovidos por la poderosa voz de la menor.

Francisco le pidió a los niños que cerraran los ojos e hizo una oración por ellos. “Cerremos los ojos y pidamos lo que nuestro corazón hoy quiera: un ratito de silencio, con los ojos cerrados, y pidamos con el corazón”.

En un punto, ayudó a darle la medicina a uno de los menores y luego tomó a un niño en los brazos.

"Gracias a quienes que con la 'cariñoterapia' hacen que estos días tengan mayor alegría", dijo el pontífice.

Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, acompañó al papa en su recorrido y le dijo: "Usted es grande por lo que dice, pero es mucho más grande por lo que hace".

El papa estuvo esta mañana del domingo en Ecatepec, donde ofició una misa masiva al que asistieron cientos de miles de fieles.