(CNN Español) - Un caso macabro en una de las prisiones más grandes y con mayores problemas de hacinamiento de Colombia. La Fiscalía investiga la desaparición y supuesto descuartizamiento de al menos 100 personas en la cárcel La Modelo.

Los cuerpos de las víctimas habrían sido arrojados en el sistema de alcantarillado de la prisión. Los hechos habrían tenido lugar entre 1999 y 2001, pero no se descarta que ocurriera en años posteriores.

Por el momento no se han encontrado cuerpos.

Las autoridades creen que quizá no se pueda llegar a conocer la identidad de los restos humanos encontrados bajo la prisión.

Entre las víctimas se cree que hay reclusos de la cárcel de La Modelo, así como visitantes.

Pero las autoridades dicen que la práctica de desmembrar personas y arrojar las partes a las alcantarillas también se habría presentado en prisiones de ciudades como Popayán, Bucaramanga y Barranquilla.

Caterina Heyck Puyana, fiscal especial encargada del caso, dijo el miércoles que la Fiscalía lleva investigando lo que ocurrió en La Modelo durante meses.

El caso es parte de una investigación sobre dos exparamilitares: Mario Jaimes Mejía, alias "El Panadero" y Alejandro Cardenas Orozco, alias JJ.

Las autoridades dijeron que Jaimes es el exjefe de un grupo paramilitar en Santander. Presuntamente estando en prisión sobornó a los guardias para poder controlar el acceso a una de las alas, en donde habrían ocurrido los asesinatos.

Ambos enfrentan cargos por la tortura, secuestro y violación en el caso de la periodista Jineth Bedoya, quien investigaba asesinatos, desapariciones, tráfico de armas y corrupción en la cárcel La Modelo en mayo de 2000 cuando fue secuestrada y violada.

Con información de Rafael Romo

Corrección: Una versión anterior de este artículo señalaba de forma incorrecta que habían hallado los restos en la cárcel La Modelo. Investigadores dicen que planean revisar el alcantarillado en busca de los restos de quienes habían desaparecido y desmembrados en la prisión.