Una seguidora de Trump se manifiesta frente a una protesta de organizaciones hispanas en los exteriores de los estudios de NBC en noviembre de 2015 en Nueva York. Crédito: Andrew Renneisen/Getty Images North America/Getty Images
Una seguidora de Trump se manifiesta frente a una protesta de organizaciones hispanas en los exteriores de los estudios de NBC en noviembre de 2015 en Nueva York. Crédito: Andrew Renneisen/Getty Images North America/Getty Images

(CNN) - Entre las cosas que el aspirante presidencial republicano Donald Trump destacó en su discurso de victoria el martes por la noche tras ganar las asambleas partidarias de Nevada es que ganó el voto latino.

"¿Sabes lo que me hace más feliz, porque lo llevamos diciendo desde hace mucho tiempo? ¡El 46% de los hispanos! ¡46%! ¡El número uno entre los hispanos", dijo el magnate.

Sin embargo, tanto su afirmación – y los datos de la encuesta a la entrada de las asambleas partidarias en la que se basó para decirlo – van en contra de la mayoría de las encuestras entre los latinos en todo el país.

Una nueva encuesta de The Washington Post y Univision muestra que 8 de cada 10 latinos ven Trump desfavorablemente, y 7 de cada 10 lo ven muy desfavorablemente, más que cualquier otro candidato. No obstante, esta encuesta podría haber dejado fuera a una parte sustancial de los votantes latinos por la forma en que se hizo el muestreo de los votantes hispanos o latinos registrados.

Cuando Trump dijo que era el "número uno con los hispanos" se refería a las encuestas al entrar a la votación, que mostraron que entre los republicanos hispanos que participaron en las asambleas de Nevada del martes, el 45% votó por él, frente al 27% que apoyó al senador cubano-estadounidense de Florida Marco Rubio; y el 18% que dio su voto al senador de Texas Ted Cruz, también cubano-estadounidense.

Para un candidato que acusó a los inmigrantes mexicanos de ser "violadores" y "asesinos" y ha prometido en repetidas ocasiones que va a construir un muro entre México y Estados Unidos (una promesa que reiteró el martes insistiendo en que México pagará ese muro), ganar entre los hispanos fue una victoria significativa.

¿Pero es quizás demasiado pronto para sacar conclusiones?

Hay algunas observaciones que se deben tener en cuenta antes de concluir que las asambleas partidarias de Nevada demuestran un apoyo fuerte a Trump entre los hispanos.

En primer lugar, estas asambleas de Nevada no permitieron votar a las personas no registradas como republicanos, lo que significa que Trump ganó el subconjunto de los votantes latinos que ya eran republicanos. Es más, de acuerdo con las encuestas a la entrada de la votación, sólo el 8% de los electores que participaron dijeron ser latinos.

El tamaño de la muestra completa de los votantes fue de 1.573. Eso significa que la afirmación de Trump que él es "número uno con los hispanos" se basa en unos 125 republicanos registrados.

¿Cuántos hispanos han t olatinotado?

Es importante recordar también que, a nivel nacional, el 36% de los votantes hispanos son republicanos, frente al 62% que se declaran demócratas, según datos del Centro de Investigación Pew. Muchos de los votantes latinos ofendidos por los comentarios de Trump en los últimos meses no han tenido aún la oportunidad de expresar su disgusto en las urnas.

El presidente Barack Obama obtuvo el 71% del voto latino en 2012, según el Centro de Investigación Pew. La población hispana de EE.UU. es de unos 55 millones. De ellos, alrededor de 27 millones pueden votar. En 2012, aproximadamente la mitad de los votantes hispanos acudió a sufragar.

Oposición a Trump

Trump se ha ganado enemigos dentro de la comunidad hispana de EE.UU., y también al sur de la frontera.

Celebridades como la actriz hondureña-estadounidense América Ferrera, el cantante puertorriqueño Ricky Martin y el periodista mexicano de Univisión, Jorge Ramos, han denunciado la retórica de Trump, por no mencionar el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su predecesor Felipe Calderón.

"Los mexicanos no vamos a pagar un solo centavo por un muro tan estúpido, y tienen que saber eso", dijo Calderón a CNBC el 6 de febrero.

Incluso el conciliador papa Francisco ha manifestado su desacuerdo con Donald Trump. En su vuelo de regreso a Roma tras un viaje de 5 días a México, a principios de este mes, el pontífice criticó los planes de Trump de construir un muro en la frontera EE.UU.-México.

"Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, y no en construir puentes, no es un cristiano", el papa dijo a los periodistas que le preguntaron sobre su opinión sobre las propuestas de Trump para frenar la inmigración ilegal.

El 57% de los hispanos de EE.UU. son católicos, pero está por verse el impacto que puedan tener las palabras del Papa en los votos.

No es un bloque monolítico

Si algo está claro es que el bloque de votantes latinos no es masa homogénea y monolítica. Votaron demócrata a favor de Obama en 2012 (71%).

Pero George W. Bush conquistó el 44% del voto hispano en el 2004, el mejor resultado jamás logrado por un republicano.

En toda esta mezcla, hay, por ejemplo, cubano-estadounidense que tienden a ser republicanos y conservadores, inmigrantes puertorriqueños que votan demócrata en Florida y los mexicano-americanos que están por todas partes... por nombrar solo algunos grupos.

En definitiva, es quizás demasiado pronto para que Trump diga que es el "número uno entre los hispanos."

Pero también es demasiado pronto para decir que no lo es, a pesar de la retórica anti-inmigrante que ha generado rechazo en una parte importante de este bloque de votantes.