(Crédito: Bryan Thomas/Getty Images)

(CNNMoney) - Apple ha establecido formalmente su defensa legal en contra de una orden judicial que le obligaría a ayudar al FBI a desbloquear el iPhone de uno de los tiradores de San Bernardino.

En una presentación este jueves, Apple argumentó que la orden judicial violó sus derechos constitucionales en virtud de la primera y quinta enmiendas.

El Departamento de Justicia de EE.UU. había pedido que Apple escribiera un código especial que permita que el FBI eluda la función de bloqueo del iPhone, lo que eliminaría la única contraseña a la información en el dispositivo después de 10 intentos de contraseña incorrecta.

En su presentación, publicada temprano antes de que se cumpliera un plazo este viernes, Apple dijo que esta medida es un "reclutamiento" de una compañía para hacer la voluntad del gobierno "sin precedentes".

"No hay nada en la ley federal que permita a los tribunales, a petición de los fiscales, que coercitivamente se le obligue Apple y otras compañías que sirvan como brazo permanente del laboratorio forense del gobierno" afirmó Apple en los documentos judiciales.

Se dijo que la solicitud del gobierno violó el derecho de la quinta enmienda de la compañía para estar libre de "privación arbitraria de su libertad por el gobierno".

También dijo que la solicitud del tribunal violó su derecho de la primera enmienda a la libertad de expresión, pues según dicen la escritura de código es una expresión protegida por la Constitución.

"Cuando Apple diseñó el iOS 8, anunció el valor que daba a la seguridad de los datos y la privacidad de los ciudadanos mediante la omisión de una puerta trasera", indicó el comunicado.

Si el gobierno consigue que Apple "escriba nuevo software que va contra sus puntos de vista" se habría violado la libertad de expresión de Apple.

En repetidas apariciones públicas, representantes de Apple han dicho que las demandas del gobierno en última instancia podrían hacer los iPhones menos seguros. Si la compañía crea una "puerta trasera" para la aplicación también estaría disponible para los criminales.

"El gobierno quiere obligar a Apple a crear un producto lisiado e inseguro", dijo Apple en documentos de la corte.

El gobierno ha argumentado que su solicitud es sólo para iPhone, y que no crearía vulnerabilidades para los otros millones de iPhones.

Apple no está de acuerdo: "Este no es un caso aislado cerca de un iPhone."

La compañía dijo que teme que el gobierno vaya a obligar repetidamente de Apple para crear código para futuras investigaciones criminales, una solicitud que llama "excesivamente oneroso".

En una llamada con la prensa, un ejecutivo de Apple dijo que la compañía no sabía a ciencia cierta cuánto tiempo se tardaría, señalando que nunca había hecho nada como esto antes.

Sin embargo, en la presentación, Apple reveló que podría satisfacer la demanda del FBI mediante la asignación de seis a 10 ingenieros, trabajando en dos a cuatro semanas.

En una respuesta este jueves por la tarde, el Departamento de Justicia dijo que Apple sólo hasta ahora está creando objeciones legales con algo que nunca tuvo problema con antes.

La portavoz del Departamento de Justicia Melanie Newman dijo que lo único que ha cambiado es "la reciente decisión de Apple para revertir su cooperación de larga data en el cumplimiento de todas las órdenes judiciales".

El gobierno tendrá la oportunidad de responder a Apple el 10 de marzo, y Apple puede ofrecer una última respuesta el 15 de marzo.

Los abogados de Apple y el gobierno se deben presentar en la corte el 22 de marzo. Un magistrado y juez federal escuchará sus argumentos y tomará una decisión poco después.

La lucha tensa entre Apple y el gobierno ha desatado un feroz debate sobre la seguridad, la privacidad y la información encriptada.

No importa lo que el magistrado decida, pues se espera que el caso sea apelado, tal vez hasta el Tribunal Supremo.