(CNN) - Un niño israelí de 7 años encontró un pedazo de historia durante una excursión a un sitio arqueológico.

Ori Greenhut estaba subiendo un montículo en Tel Rejov con unos amigos cuando se encontró con una figura cubierta, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel. El muchacho sacudió la tierra para descubrir una imagen de una mujer en arcilla.

Según las autoridades, la figura tiene unos 3.400 años de antigüedad.

"Ori volvió a casa con la impresionante figura con mucha emoción. Le explicamos que era algo antiguo y que los hallazgos arqueológicos pertenecen al Estado", dijo Moriya Greenhut, la madre de Ori.

Así que la familia dio la figura a la Autoridad de Antigüedades.

La pequeña estatua podría representar a una mujer real, o a la diosa de la fertilidad Astarté, según Amihai Mazar, un profesor y director de expedición de las excavaciones en Tel Rejov.

Es típica de la cultura cananea, dijo Mazar.