(CNN Español) - Dos turistas argentinas que desaparecieron el pasado lunes 22 de febrero en la localidad ecuatoriana de Montañita —a 200 kilómetros de Guayaquil— fueron halladas muertas, según informaron las autoridades de Ecuador a través de Twitter.

Marina Menegazzo, de 21 años, y María José Coni, de 22 años, originarias de la provincia de Mendoza, habían llegado a Ecuador para pasar una temporada de vacaciones. La última vez que sus familiares supieron de ellas fue el pasado lunes cuando dijeron que comenzarían su viaje de regreso desde Montañita yendo en bus a Lima, Perú, porque les habían robado el dinero en el hostal en el que se hospedaban, según relató Gladys Steffani, madre de una de ellas a través de Facebook.

Este domingo, el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano Salgado, informó a través de Twitter que los cadáveres de las jóvenes fueron encontrados con traumas en sus cabezas.

Serrano Salgado informó que las pertenencias de las turistas fueron encontradas en una “vivienda precaria de Montañita, donde se encontraron pertenencias de ellas y guantes con sangre, cuyo propietario aceptó su vinculación”.

Dos autores del asesinato fueron aprehendidos, según informó el ministro del Interior de Ecuador.

Eduardo Gallardo, fiscal de la provincia de Santa Elena que adelanta las investigaciones del crimen, aseguró que las jóvenes fueron asesinadas a golpes con un palo y a puñaladas en un intento de abuso sexual, según una entrevista concedida a Radio La Red citada por Télam.

Según informó la Fiscalía "los cadáveres presentaban heridas en la cabeza y el cuerpo y fueron encontrados embalados".

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, envió un mensaje a través de su cuenta de Twitter asegurando que “la Patria está de luto” y envió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Al conocer la noticia, Gladys Steffani, madre de una de ellas, dijo en su cuenta de Facebook que “Hoy Dios me quitó una de mis cinco estrellas”.

El cónsul argentino en Guayaquil dijo a medios argentinos que la zona en la que fueron hallados los cadáveres de Marina Menegazzo y María José Coni, es un área “un poco complicada en cuanto a la seguridad”, según cita Télam.

“Es la zona con más conflicto para los ciudadanos de nuestro país. Tenemos argentinos que nos han denunciado hechos de robo, de inseguridad, de drogas. Son hechos muy comunes en esta zona”, dijo. “Hay muchos argentinos por aquí, pero hay que destacar que es una zona peligrosa”.

Según informaron los familiares de las víctimas las dos mujeres debían tomar un vuelo desde Perú el 25 de febrero y llegarían a Santiago de Chile ese día hacia media noche. Desde la capital chilena tomarían un bus hacia Mendoza, Argentina, su destino final.