¿No tienes sala de espera? No hay problema. Con LoungeBuddy puedes encontrar espacios de último minuto.

(CNN) - Los viajes de vacaciones pueden ofrecerte una oportunidad para relajarte, pero los de negocios a menudo son tramos largos de aburrimiento salpicados con tensión y frustración.

De hecho, un estudio en 2012 realizado por Carson Wagonlit Travel descubrió que los viajeros pierden un promedio de 6,9 horas debido al estrés en cada viaje de trabajo.

Puede ser que la tecnología no sea la solución para todos los males de la vida, pero todavía hay un montón de nuevos servicios y aplicaciones en el mercado que hacen que los viajes sean un poco más sencillos para el trabajador cansado y solitario.

CNN se puso al día con algunas de las personas detrás de estos en el Business Travel Show en Londres... entre ellos el ganador del premio Disrupt Award a la innovación excepcional en un emprendimiento.

El estrés #1: Tu equipaje

"Nos estamos deshaciendo del equipaje", declara George Meek, director general del servicio virtual DUFL para Europa, Oriente Medio y África.

"Nosotros despachamos, limpiamos y guardamos tu vestimenta de negocios", así como zapatos, accesorios, artículos de tocador de tamaño regular, secadoras de cabello y cualquier cosa que los viajeros necesiten para sentirse como están acostumbrados... lo que les permite viajar "sin maletas" y recoger su ropa recién lavada en su destino.

El servicio fue lanzado en mayo pasado y el jueves pasado ganó el premio Business Travel Disrupt Award a la innovación en el evento de viajes en Londres.

Los viajes con varias escalas y el viajar con frecuencia significa que muchos trabajadores apenas tienen tiempo para ponerse al día con su familia entre las paradas, y que nunca se preocupan por desempacar, lavar, planchar y empacar de nuevo.

Con DUFL, los usuarios se registran, empacan su maleta de bienvenida con tantos artículos como necesitan –el promedio es de unos 50– y luego con cada viaje ellos "empacan" lo que quieren mediante la elección de sus pertenencias de su "armario virtual".

La cuota mensual de almacenamiento es de 9,95 dólares. El servicio en sí cuesta 99 dólares por viaje de ida y vuelta. DUFL fue lanzado en Estados Unidos y actualmente está disponible en algunos centros de negocios exclusivos en Europa, Canadá, Singapur, Tokio, Hong Kong, Sídney y Melbourne. DUFL Sports fue lanzado este mes y DUFL Golf será lanzado en Japón en marzo.

Lanza tus pertenencias en uno de estos y DUFL se encargará del resto.

El estrés #2: Aburrimiento

La aplicación de interconexión Jambo fue lanzada a finales del año pasado, y actualmente funciona solo bajo invitación, con una base de pruebas de 300 usuarios.

A la directora ejecutiva y fundadora, Laura Stembridge, se le ocurrió "una plataforma que es esencialmente LinkedIn sobre la marcha" después de demasiadas noches de viajes de trabajo que terminaban con "servicio en la habitación, cena para uno, cita con mi Kindle".

Los profesionales de negocios pueden "ampliar su red dentro de su organización o fuera de ella con otros viajeros de negocios" al hacer arreglos para reunirse para cenar o tomar algo. La aplicación también recomienda eventos de redes locales adecuadas para el usuario.

Una nueva funcionalidad "tribu" será lanzada este mes, la cual le permite a los usuarios unirse a tribus relacionadas con su organización, industria o intereses en su tiempo libre.

Te puedes registrar aquí.

El estrés # 3: Encontrar un lugar donde quedarte

Inevitablemente, cada vez que hay un evento comercial importante en la ciudad, los recién llegados encontrarán que todos los hoteles en el área están completamente llenos.

Allí es donde MagicEvent (el cual cambiará pronto de marca y será MagicStay) interviene.

Este es un servicio estilo Airbnb dirigido a los viajeros de negocios y que se asocia con los eventos de la industria para garantizar el alojamiento adecuado en los centros de negocios.

El emprendimiento francés cuenta aproximadamente con 20.000 apartamentos en 60 ciudades, principalmente en Europa y Estados Unidos; tiene un poco de presencia en Sudáfrica y en los Emiratos Árabes Unidos.

Los apartamentos y sus propietarios son sometidos a investigación mediante una aplicación en línea y una entrevista telefónica antes de ser añadidos a las reservas, y son seleccionados según la ubicación, equipo de negocios, Wi-Fi y el espacio de trabajo adecuado.

El estrés #4: Índices de estafas y cargos

Revolut es una aplicación de dinero a nivel mundial y tarjeta de crédito que promete ayudar a los usuarios de forma fácil y transparente a manejar su dinero alrededor del mundo.

Fue lanzada en julio de 2015 y el analista de negocios de Revolut, Gus Gould, explica que ya admite 90 monedas, sin honorarios por transacciones internacionales, sin necesidad de códigos IBAN ni desesperadas transferencias de efectivo para saldar deudas pendientes.

"Tienes la opción de recargar en libras esterlinas, dólares y euros", dice Gould, y luego cambiar monedas con la tasa de intercambio interbancario sin necesidad de pasar por ningún banco.

"Realmente no hay necesidad de que a las personas las estafen con estas malas tasas de cambio de moneda", dice.

Revolut quiere hacer que manejar el dinero en el extranjero sea más fácil.

Estrés #5: Reservación de viajes de varias escalas

El emprendimiento italiano Beepry, el cual fue lanzado en noviembre de 2015, tiene la esperanza de enfrentarse a los motores de búsqueda importantes con su metabúsqueda de viajes especializada en itinerarios complejos.

El director ejecutivo y fundador, Salvatore Ambrosino, dice que el algoritmo –en espera del número de patente– de su compañía le da una ventaja y encuentra la mejor solución en términos de costo y eficiencia: "más rápido, más barato y más importante, según las necesidades del usuario".

Beepry actualmente tiene el objetivo de llegar a las corporaciones de negocios más que a usuarios individuales.

Las buenas noticias para Beepry son que una gran cantidad de viajeros de negocios no están satisfechos con el sistema de reservas de viaje actual de su empresa.

Un estudio de febrero de 2016 realizado por Global Business Travel Association descubrió que aproximadamente dos tercios de trabajadores usaban canales alternos cuando hacían las reservaciones de sus viajes de negocios, independientemente de que sus empleadores estuvieran o no de acuerdo.

El estrés #6: Reservaciones de viajes terrestres eficientes y económicos

Estamos "incorporando los viajes compartidos a la industria de viajes", dice Zachy Hamras, gerente de mercadeo de Flitways, la cual fue lanzada en 2014.

Los usuarios pueden reservar con anticipación taxis, vehículos ejecutivos y viajes compartidos en las 140 ciudades que cubre Flitways. Su propuesta única de venta es que los usuarios puedan reservar hasta con un año de anticipación... aunque si se considera que los planes de negocios cambian sobre una base diaria, no estamos seguros de cuántos viajeros son así de organizados.

La parte más interesante del servicio es que los usuarios pueden reservar con anticipación un paseo compartido asequible, en lugar de tener que esperar hasta aterrizar en el aeropuerto con la esperanza de encontrar algo asequible.

Hamras afirma que las "tarifas de taxis" de su servicio "son más bajas que las tarifas estándar de la industria" debido a su relación directa con los proveedores.

El estrés #7: Que tu viaje sea económico pero tus necesidades de primera clase.

¿No hay sala de espera? No hay problema.

Loungebuddy con Android y con iOS les ayuda a los viajeros a ubicar, anticipar y reservar asientos de última hora en aeropuertos alrededor del mundo.

Así que los viajeros que necesitan un espacio de trabajo, una ducha o una bebida y descanso, ya no necesitan ser parte del club de primera clase... esta rápidamente le quita el estrés de los largos retrasos en los aeropuertos.

Este es otro éxito para el director ejecutivo y fundador, Tyler Dikman, quien lanzó la compañía de suministros de computadoras CoolTronics a la edad de 15 años y quien ha ganado un millón de dólares en ventas antes de terminar la secundaria.

Cualquier viajero es capaz de reservar un salón por una tarifa –por lo general de 20 a 50 dólares– aunque los viajeros frecuentes que ya están calificados para tener acceso a una sala de espera pueden reservar el espacio a través del servicio sin costo alguno.