Patrick James Dillon, sospechoso de 23 años acusado de cometer varios crímenes en Astoria, Queens, en Nueva York.

(CNN) - Una noche de terror vivieron este domingo vecinos de un barrio en Queens, Nueva York, luego de que un hombre de 23 años rociara con una sustancia química a dos policías que lo perseguían tras protagonizar varios hechos violentos, dijeron las autoridades

El sospechoso, Patrick James Dillon, acuchilló a una mujer, le prendió fuego a un hombre y apuñaló faltamente a otro antes de que la policía le disparara en ambas piernas, informaron las autoridades.

El hombre fue arrestado en Astoria, un barrio de Queens, en Nueva York, luego de la persecución —que involucró a “cientos” de oficiales de policía— según fuentes de seguridad.

Dillon empezó su ola de crímenes, según la policía, a eso de las 11:20 a.m. hora local del domingo, cuando cortó a una mujer de 39 años en el cuello y en la cara. Fuentes le dijeron a CNN que es una vecina de Dillon.

Cuatro horas más tarde, los oficiales dijeron que a algunos kilómetros de su primer crimen Dillon apuñaló faltamente a un hombre de 55 años, dueño de una licorera, y roció con gasolina a un hombre sin hogar de 61 años de edad antes de prenderle fuego.

Todos los ataques parecieron ser aleatorios, dijeron las fuentes a CNN.

El sospechoso irrumpió en un apartamento antes de volver a la escena del primer crimen, donde fue descubierto por dos oficiales de policía.

Los oficiales, de la unidad de contraterrorismo de la Policía de Nueva York, detectaron a Dillon en la parte trasera de la primera locación del crimen a eso de las 5:40 p.m. Él llevaba una botella de acelerante y lo que parecía ser un pequeño cuchillo de cocina, según la policía.

Fue entonces cuando los policías fueron rociados con el acelerante.

Los agentes y el sospechoso fueron llevados a un hospital en el área, según el Departamento de Policía de Nueva York. Ellos están en condición estable y el presunto atacante está en condición crítica pero estable, dijeron fuentes.

La mujer que fue cortada y el hombre de 61 años quemado están en condición estable en hospitales de la ciudad.

En una conferencia de prensa el domingo en la noche, la subjefe de policía Diana Pizzuti agradeció a los “cientos de policías” que ayudaron a capturar al hombre, en lo que ella llamó “una persecución”.

“Ha sido un día muy inusual en Astoria”, dijo Pizzuti.

CNN está tratando de averiguar si Dillon contrató un abogado.