(Cortesía Editorial Atria)

Comenzó a arder, la llama se expandió y se encendió la fogata. Nando observaba embelesado.
¿Te das cuenta, Nando, lo que hemos hecho? ¡Prendimos fuego!

— Tenía que sobrevivir, Pablo Vierci

(CNN Español) - A 44 años del accidente de aviación en la cordillera de los Andes, conocido como el "milagro de los Andes",  uno de los sobrevivientes, el médico Roberto Canessa, demuestra con su trabajo que todos los días se salvan vidas y se honran las de los fallecidos. 

Canessa habló con CNN Radio desde el Hospital Italiano en Montevideo sobre su experiencia tras el lanzamiento de Tenía que sobrevivir, un libro que narra la travesía de un sobreviviente de unos de los más trágicos y memorables accidentes de la modernidad.

El otro eje del libro —cuyo otro autor es Pablo Vierci— es  la oportunidad que Canessa tuvo de recrear su vida a partir de su experiencia para salvar vidas con su profesión de médico a niños con problemas cardiacos.

Por primera vez desde que fue publicado el libro ¡Viven! —transformado en la película protagonizada por entre otros Ethan Hawke como Nando Parrado y Josh Hamilton como Roberto Canessa— el libro Tenía que sobrevivir nos acerca a la intimidad de la vida del médico, a través de su familia, sus hijos y los testimonios de los padres cuyos niños salvó.

(Cortesía Editorial Atria)

(Cortesía Editorial Atria)

El libro, publicado por Atria Español, "es una herramienta para el alma para todos los seres humanos que  busca una paz interior", explica Canessa.

Según Canessa, el libro también es un manual de vida porque cuenta todas sus experiencias su pasado y presente, desde que emprendió esa caminata de 10 días por la cordillera de los Andes junto a Nando Parrado para salvar a sus compañeros de rugby que se encontraban dentro de los restos del fuselaje del avión. "Es un experimento de comportamiento humano donde yo fui el conejillo de indias", dice Canessa.

¿Cuáles son las lecciones más importantes que podemos aprender del trágico accidente ocurrido el 13 de octubre de 1972 en el que sobrevivieron 16 personas de los 45 pasajeros en el avión?

Canessa asegura son muchas: "La sensación es de lo abrupto en la vida en que se puede caer el avión en cualquier momento y estás enfrentado a todas las adversidades cuando la vida está en riesgo. Con esa enseñanza tenés que vivir la vida diferente porque se te puede acabar en cualquier momento. Además la oportunidad que tuve yo que no tuvieron otros de mis amigos, eso te va programando a cómo encarar la vida de ahí en más. Yo creo que la mayoría de los sobrevivientes comparten estos sentimientos similar de gratitud y respeto a la vida",  explica Canessa.

Otra de las lecciones que destaca Canessa sobre el accidente es que es primordial aprender a disfrutar lo sencillo de la vida y ser generoso con otras personas. "Es la entrega y la ayuda a los demás que hace un hombre feliz".

El libro narra varias instancias donde la entrega del médico Canessa a sus pacientes testimonian esa felicidad. "En vez de caminar los Andes, caminas la ciencia pero el destino es igual: es una lucha con la vida, es un mensaje de amor y de paz que creo es el mejor homenaje para mis compañeros que no están", dice Canessa.

En la entrevista con CNN Radio, Canessa relató el momento en que él vuelve al lugar del accidente, en la pendiente de los Andes, a 3.500 msnm, en el glaciar de las Lágrimas (en la alta cuenca del río Atuel, Mendoza) para visitar a los compañeros suyos que perdieron la vida. 

tenia que sobrevivir editorial Atria libro

Esa montaña, a la que ha vuelto acompañado de sus hijos —como lo describe el libro Tenía que sobrevivir— es, quizá irónicamente, el lugar donde dice que encuentra un parte importante de la energía que le da fuerza en su vida.

"El descubrimiento de la vida es que a través de los pacientes me puedo encontrar con la alegría de la montaña. Esa luna de la montaña y ese espíritu resplandeciente de la cordillera y todo ese azul va asociado a vida que nos estaba extinguiendo. Pero esa misma fuerza de la vida es la que siento en el día cuando veo el cielo azul, o sea que la actitud interna del hombre frente a lo que es la naturaleza y a como se te despierta los sentimientos está intacta… no importa la adversidad; resplandece cuando veo a un niño abrir los ojos a pesar de que esté lleno de tubos y lleno de sangre y lleno de incertidumbre", dice Canessa.

Canessa reflexiona sobre su fe y cómo logró la heroica hazaña de sobrevivir 72 días aproximadamente en época de nevadas y montañas congeladas: "Yo conocí al Dios de los Andes que es diferente al dios del colegio: el de no mientas, no robes. El Dios de los Andes es el dios ayúdame por favor. Es el Dios que va hombro con hombro contigo. Es maravilloso y es al que todavía le rezo cuando mis pacientes están saliendo de las operaciones".

Escucha aquí la entrevista y descubre más detalles de su hazaña y su opinión del aspirante republicano Donald Trump.