Esta fue la nota que Sandra dejó en el buzón de Paula Martínez junto con la cuenta del agua que ya había pagado.

(CNN Español) - No tienes empleo. Vas caminando por la calle y encuentras un papel doblado. Al recogerlo te das cuenta que es una cuenta de la electricidad y que dentro tiene el dinero exacto para pagarla. ¿Qué harías?

La decisión que tomó una mujer colombiana que se encontró en esta situación ha inspirado y conmovido a muchos, especialmente a Paula Martínez, la joven que poco antes había perdido el recibo con el dinero contado para pagarlo.

"Salí sólo con la factura y el dinero y lo guardé en el bolsillo de mi pantalón. Hice la fila en el lugar para pagarlo y cuando llegué a la ventanilla me di cuenta que lo había perdido. Me sentí muy torpe por no ser precavida y aunque recorrí el camino de ida y vuelta desde mi casa dos veces, no pude encontrarlo", le dijo Paula Martínez a CNN en Español.

La mujer de 20 años vive en barrio La Castilla, al noroccidente de Bogotá, una localidad popular de la capital colombiana. Comparte la vivienda con sus dos hijas, su esposo y sus suegros. "Llamé preocupada a mi marido porque no sabía cómo íbamos a hacer para conseguir el dinero de un día para otro, pues la cuenta se vencía al día siguiente".

La familia debía pagar 150.000 pesos (un poco menos de 50 dólares) por el consumo del mes. "No teníamos más para pagar. A mi esposo le pagan quincenalmente y esa era la plata que teníamos guardada para eso". El salario mínimo legal mensual de los colombianos es de 689.454 pesos (unos 208 dólares). Por eso la pérdida convulsionaba las finanzas de la familia.

Cuando el esposo de Martínez llegó a casa en la noche encontró una sorpresa en el buzón. Alguien había dejado el recibo con la constancia de pago y una nota. "Mi marido pensó que le estaba jugando una broma. Entonces vimos la nota de Sandra", recuerda la joven quien publicó la historia en Facebook donde se ha vuelto viral:

"Sólo eleve una oración por mí. Necesito empleo", decía la sencilla nota firmada Sandra, sin dar más detalles.

"Cuando vi la nota me puse a llorar de la emoción", recuerda Martínez. "Me gustaría hablar con ella. Decirle que es un ángel, que una persona así de honesta y responsable seguramente va a recibir muchas bendiciones por lo que hizo".

Paula Martínez, la mujer que encontró en el buzón de su casa el recibo pagado que había perdido.

Paula Martínez, la mujer que encontró en el buzón de su casa el recibo pagado que había perdido.

"Quiero hablar con la señora, darle las gracias por lo que hizo y saber si le puedo ayudar en la dificultad que está pasando, que no voy a hacer una sino mil oraciones por ella, y porque la honestidad y la humildad que tiene no la tiene cualquier persona, solo un ser lleno de amor y solidaridad con los demás, mil y mil gracias espero que me ayuden a difundir para poder hablar con el ella, gracias señora Sandra usted es un ejemplo de solidaridad", escribió la joven en su perfil de Facebook.

La publicación de Martínez rápidamente se volvió viral y ha sido compartida más de 240.000 veces. Varios medios colombianos e internacionales han reportado la historia de Sandra y hasta una página de empleo en Colombia inició una campaña para localizar a la buena samaritana con el #EncontremosaSandra pues quieren ofrecerle trabajo:

"Si a mí me hubiera pasado eso, y uno sin trabajo, yo lo pienso dos veces", reconoce Martínez.