Un portavoz de Bill Clinton, no explicó directamente lo que el expresidente quiso decir con el "terrible legado de los últimos ocho años".

SEATTLE (CNN) - Bill Clinton, mientras hacía campaña por su esposa en Spokane, Washington el lunes, aparentemente criticó el legado del presidente Barack Obama en un comentario que sus asesores dijeron, no fue intencionado.

"Si creen que podemos levantarnos, si creen que finalmente hemos llegado al punto donde podemos dejar atrás el terrible legado de los últimos ocho años y los siete años anteriores donde hemos practicado una economía de goteo, entonces deben votar por ella", dijo el expresidente sobre su esposa.

Los republicanos inmediatamente se aprovecharon del comentario: el Comité Nacional Republicano argumentó que el comentario "es un mensaje de lo más erróneo que puede haber" en un correo electrónico a los reporteros.

Un asesor de Bill Clinton más adelante aclaró que el expresidente "se estaba refiriendo al obstruccionismo del Partido Republicano y no al legado del presidente Obama".

El expresidente normalmente aclama a Obama, especialmente mientras hace campaña por Hillary Clinton, una candidata que se ha esforzado por vincularse con el legado del presidente demócrata que ha ocupado el cargo durante dos períodos.

"Pienso que el presidente Obama merece mucho mérito por hacer lo que hizo con una mano atada a su espalda porque muchas de las personas que lo eligieron en 2008 no se presentaron en 2010; esa es nuestra culpa", dijo Bill Clinton en febrero, cuando elogió a Obama por su trabajo a pesar de la oposición del Congreso.

Angel Urena, portavoz de Bill Clinton, no explicó directamente lo que el expresidente quiso decir con el "terrible legado de los últimos ocho años", pero reiteró que Bill Clinton piensa que "al presidente Obama no le dan el mérito que merece por ponernos de vuelta de camino a la prosperidad económica".

"Cuando los republicanos controlaban la Casa Blanca, su enfoque de goteo impulsó a nuestra economía al borde del colapso", dijo Urena. "Después de que el presidente Obama fue elegido, los republicanos hicieron que su objetivo número uno fuera bloquearlo a cada momento. Esta obstrucción sin precedentes de estos últimos ocho años de su legado, y el pueblo estadounidense debería rechazarlo al elegir a Hillary Clinton para construir sobre el éxito de Obama para que todos podamos crecer y tener éxito juntos".

Hillary Clinton regularmente elogia el legado de Obama, en particular cuando habla a las audiencias que están a favor de Obama.

Mientras hacía campaña en Arizona el lunes, Clinton repitió el argumento que utiliza a menudo de cómo a su antiguo rival "no le dan el mérito que se merece" por recuperar la economía del borde del colapso después del 2008.