Espectadores en la cancha del Stade de France luego de los ataques terroristas de noviembre pasado.

(CNN) - Un alto funcionario del fútbol europeo ha advertido que la actual amenaza terrorista podría afectar la próxima Eurocopa 2016, forzando incluso a que los partidos se jueguen a puerta cerrada.

Tras los mortales ataques en Bruselas, el vicepresidente de la UEFA, Giancarlo Abete, le dijo a una estación de radio italiana que las autoridades del fútbol "no pueden desestimar la posibilidad de jugar a puerta cerrada puesto que no podemos desestimar el terrorismo".

Los ataques vienen con el recuerdo de los ataques de noviembre en París que todavía están frescos en la mente de muchas personas. Esos ataques causaron una muerte y varios heridos en las afueras del Estadio de Francia durante el partido de Francia-Alemania, entre otros objetivos.

El Estadio de Francia es donde se jugará la final del torneo cuatrienal y el cual está programado para el 10 de julio.

Anteriormente, los eventos deportivos han sido un blanco para los terroristas. En abril de 2013, dos bombas explotaron sobre una concurrida calle cerca de la línea de meta del maratón de Boston, con un saldo de tres personas muertas y más de 140 lesionadas.

Comprometidos con la seguridad

Antes de los comentarios de Abete, el organismo rector del fútbol europeo emitió un comunicado, posteriormente tuiteado por un periodista de la BBC, el cual reafirma su "compromiso en cuanto a que la seguridad es la prioridad dentro de sus planes de organización para la Eurocopa 2016".

En una conferencia de prensa, el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, dijo que los acontecimientos del martes fueron "un trágico recordatorio del alto nivel de amenaza que enfrenta Francia y sus socios europeos".

Él añadió que la posición de Francia es "no ceder al terrorismo sino que asegurarse de que la Eurocopa 2016 se pueda llevar a cabo".

Los ataques terroristas del martes, por los que ISIS se ha atribuido responsabilidad, ocurrieron antes del fin de semana en que se llevarán a cabo los partidos internacionales amistosos. El equipo nacional belga, que jugará con Portugal en el Estadio De Heysel la próxima semana, ha cancelado el entrenamiento del miércoles.