(CNN)– El presidente Barack Obama aterrizó en Argentina pasada la medianoche para una visita con la que busca fortalecer los lazos con el nuevo gobierno de Mauricio Macri.

El viaje de Obama es el primero de un presidente estadounidense para un encuentro bilateral en casi 20 años, aunque su mensaje de reconciliación con Latinoamérica quedará ensombrecido por los ataques en Bruselas de este martes.

Obama llega en una fecha significativa para los argentinos: el 40 aniversario del último golpe de Estado que inició la dictadura militar más sangrienta de la historia del país.

El mandatario visitará también, junto a su familia, Bariloche, una ciudad sureña que visitaron casi todos los mandatarios estadounidenses que llegaron al país.

Así, el presidente evitará estar en la capital argentina el 24 de marzo por la tarde, cuando se realice la tradicional marcha conmemorativa hacia la Plaza de Mayo.

Finalmente, por la noche emprenderá su viaje de regreso a Washington.