(Crédito: Refugio de Animales Sacramento)

(HLN) - Dos gatitos abandonados están recibiendo la ayuda que tanto necesitaban, y provino de una fuente poco probable.

Jemmie, una perra que vive en un refugio de Sacramento, está donando su sangre para salvarles la vista a dos gatitos, quienes tienen una severa infección en sus ojos que no les permite ver, según reporta KOVR, afiliada de CNN.

Hay una forma de curar su infección usando antibióticos y suero, reporta KOVR. Ahí es cuando entra Jemmie, pues ella ha donado su sangre para fabricar el suero.

"Para obtener el suero necesitamos una buena cantidad de sangre que obtenemos de Jemmie, y la ponemos en una centrífuga hasta que el plasma y la sangre se separan, entonces las usamos como gotas de ojos para los gatitos", dijo Sarah Varanini, empleada del refugio.

Como no es una transfusión, no hay problema en mezclar la sangre de los felinos y el perro, y el procedimiento se ha usado varias veces en el refugio de Sacramento.

Por el momento, todo parece indicar que los gatitos se van a recuperar.

"Ahora se ven mejor, apenas pueden abrir un poco sus ojos, pero esperamos que se puedan salvar", añade Varanini.