(CNN) - El primer ministro de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, anunció el domingo que renunciará en medio de una crisis política en el país.

"No podemos dejar que el gobierno sea desestabilizado cuando el país está en guerra", dijo durante un discurso televisado.

Se espera su renuncia formal el martes.

Yatsenyuk pidió la formación de un nuevo gobierno, y dijo en Twitter que el político Volodymyr Groysman había sido nominado para reemplazarlo como primer ministro.

Yatsenyuk se convirtió en primer ministro después de que el presidente prorruso Viktor Yanukovich fue expulsado de su cargo en febrero de 2014. Yatsenyuk buscó una dirección más "proeuropea" para Ucrania. Provocó una ola de apoyo popular, con los ucranianos manifestándose en las calles exigiendo el final de la influencia rusa en la exrepública soviética.

Pero la euforia duró poco.

En cuestión de semanas, las fuerzas ucranianas estaban luchando con los separatistas apoyados por Rusia en la parte oriental del país. Rusia anexionó Crimea, en marzo de 2014, lo que provocó una fuerte reacción en contra de Putin por parte de las potencias occidentales.

A pesar de que los dos países firmaron un alto el fuego en febrero de 2015, la adhesión al mismo ha sido, cuando menos, inestable.

En los últimos meses, las divisiones políticas se han profundizado en Kiev. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, había pedido a Yatsenyuk renunciar en febrero.

El domingo, el presidente emitió un comunicado, instando al Parlamento a formar una nueva coalición y elegir un nuevo primer ministro pronto.