(CNNMoney) - El gigante tecnológico Google enfrenta una millonaria demanda y un gran problema por abusar de su posición en el mercado al imponer restricciones a los a los fabricantes de dispositivos Android y operadores de redes móviles, según la Unión Europea.

Android de Google es el sistema operativo más dominante en todo el mundo. Al licenciar Android, Google requirió que los fabricantes de smartphones agregaran 11 de sus aplicaciones en el paquete inicial antes de que el cliente compre el teléfono. Las aplicaciones deben estar disponibles mínimo al deslizar la pantalla desde la página inicial del móvil y los usuarios no pueden borrar estas 'apps'.

En esa condición de ’tómalo o déjalo’ Google ha abusado ilegalmente de su dominancia en el marcado, dice Europa. Android es particularmente popular en ese continente con cerca de un 80% del mercado de smartphones y tablets, según la Comisión Europea.

“Basados en nuestras investigaciones hasta ahora, creemos que el comportamiento de Google niega a los consumidores una opción más amplia de aplicaciones y servicios y está en el camino de otros actores de innovación, violando las reglas antimonopolio de la Unión Europea”, dijo Margrethe Vestager, comisaria de competencia de la Comisión Europea.

La Comisión cree que Google ha roto la ley por:

1. Requerir a los fabricantes preinstalar el buscador y el navegador de Google y hacer que Google Search sea el servicio de búsqueda predeterminado.

2. Impedir a los fabricantes que vendan smartphones que funcionen con sistemas operativos competidores basados en el código fuente abierto Android.

3. Dar incentivos financieros a fabricantes y operadores telefónicos bajo la condición que instalen exclusivamente Google Search en sus dispositivos.

El consejero general de Google, Kent Walker, respondió a la Comisión Europea que la compañía podría “demostrar que Android es bueno para la competencia y bueno para los consumidores”.

Preinstalar aplicaciones como Google Search, YouTube, Gmail y Google Maps juegan un papel importante en atraer el dinero del tráfico y los anuncios a Google.

Google reveló poco sobre sus ingresos en Android, pero la compañía ha señalado que el móvil constituye una parte sustancial de sus ganancias —más de la mitad, según eMarketer.

La Unión Europea podría multar a Google con más del 10% de las ventas anuales globales de la compañía, que representa una multa de 7.000 millones de dólares.