(CNN Español) - El ELN liberó a la periodista Salud Hernández-Mora, de la cual no se sabía su paradero desde el sábado y por cuya desaparición el Gobierno había responsabilizado a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN). Más tarde en la noche del viernes se supo de la liberación de los dos periodistas de RCN que también habían sido secuestrados en la zona, precisamente reportando la desaparición de Hernández-Mora.

La liberación fue gracias a la gestión de la Iglesia católica y tras la activación de un corredor humanitario.

El obispo de Ocaña Gabriel Villa confirmó a CNN que habló con Salud Hernández tras su liberación.

La periodista estaba trabajando en el Catatumbo, en Norte de Santander, al noreste del país.

Tras quedar libre, Hernández-Mora confirmó que estuvo retenida en contra de su voluntad y agradeció a la Iglesia católica y a la Defensoría del Pueblo.

Desde Ocaña, Norte de Santander, Hernández-Mora dijo que "este secuestro es la cosa más estúpida que hay. Completamente injustificado".

Hernández-Mora contó que sintió los esfuerzos del Ejército en la zona y que escuchó helicópteros.

La periodista dijo que recibió buen trato.

El presidente de Gobierno español Mariano Rajoy celebró la noticia y dijo que espera ver una Colombia "segura y en paz".

El presidente Juan Manuel Santos dijo en la tarde: "Exijo la liberación inmediata de los dos periodistas de RCN que todavía están en manos del ELN".

"No activaremos mesa de diálogo mientras ELN no libere a todos los secuestrados", agregó.

Dos horas después el mismo Santos notificó la liberación de los periodistas de RCN.

 

Hernández-Mora había advertido al diario El Tiempo —del cual es columnista— que estaría incomunicada hasta el pasado lunes. La periodista es corresponsal de El Mundo.

El fin de semana, periodistas de Caracol también fueron retenidos por el ELN y después fueron liberados.

El Catatumbo es una zona remota de Colombia cercana a la frontera con Venezuela donde hay presencia de grupos guerrilleros.