(Crédito: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Encuentro. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) - Hay algo difícil de encajar en ciertos futbolistas famosos; por ejemplo,  la “humildad” desmedida de Ronaldo y la “inocencia” sideral de Messi.

A pocas horas de que comience en España el juicio contra Messi y su padre, acusados de presunto fraude fiscal, El Periódico de Cataluña —que no es un tabloide gritón— ha publicado lo que Messi le habría dicho en 2013 a la  jueza que instruyó la querella: “Nunca miro los contratos, no sé lo que firmo’’.

El futbolista dejaba en manos de su padre el tema de los dineros a cobrar porque lo de él es el fútbol y punto. De hecho habría asegurado: “Yo me dedico a jugar al fútbol”.

Que conste, que hablamos 4,1 millones de euros que padre e hijo habrían evadido al fisco español, entre 2007 y 2009. Messi siempre ha reiterado que es inocente. Y recordemos que en 2015, el fiscal exoneró a Messi, pero pidió  18 meses de cárcel para su padre.

Pero aun así, cuesta creer que alguien en este mundo firme un contrato sin tener en cuenta detalle alguno. Sobre todo cuando hay tanta plata en juego pero, si así fuere, ese alguien no quedaría limpio de polvo y paja por haber ignorado lo que firmaba si aparecieren complicaciones ulteriores.

A esa actitud de "después de mí el diluvio”, en Madrid le llaman “chulería”; en Colombia, “pinchado”; en Venezuela ‘creído”… tal vez Messi, no lo sea. Parece un hombre afable y puede que lo sea, pero alguien debería haberle explicado que la responsabilidad cívica es más importante que todo lo que tenga que hacer durante un partido. Bueno, de hecho debería ya tenerlo muy claro, que edad tiene. Hay días en que uno extraña los desplantes de Ronaldo.

El futbolista dejaba en manos de su padre el tema de los dineros a cobrar porque lo de él es el fútbol y punto. De hecho habría asegurado: “Yo me dedico a jugar al fútbol”

Camilo Egaña