(CNN) - Al menos cuatro personas corrieron hacia Bernie Sanders durante un acto de campaña en California el lunes por la tarde, lo que causó que agentes del Servicio Secreto saltaran al podio y lo protegieran.

El aspirante presidencial demócrata no resultó herido y siguió hablando, pero no después de que varios agentes lo abrazaran y lo alejaran del micrófono durante el evento en Oakland. Las identidades de los individuos, que gritaron mientras se acercaban al estrado, hasta ahora se desconocen. Ellos fueron aprehendidos y alejados por el Servicio Secreto en la plaza Frank Ogawa, donde se realizaba el mitin.

No es la primera vez durante la campaña que el Servicio Secreto entra en acción cuando ocurre un incidente. En marzo, manifestantes irrumpieron durante un evento de Donald Trump en Dayton, Ohio, lo que causó que los agentes reaccionaran de forma similar al hacer un escudo con sus cuerpos para proteger al candidato.

Luego de los eventos el lunes en el norte de California, Michael Briggs, vocero de Sander, dio que el suceso "fue manejado profesionalmente por el Servicio Secreto".

El senador por Vermont comenzó a recibir protección del Servicio Secreto en febrero durante los primeros meses de campaña.