Londres (CNN) – Del Brexit al #Regrexit o de la salida británica al arrepentimiento de haber votado por ello. Una petición en redes sociales para un segundo referéndum sobre la decisión de abandonar la Unión Europea rebasó 3 millones de firmas.

La mañana del domingo, tres días después de ir a las urnas, más de 3 millones de personas habían firmado la solicitud en la página oficial del Parlamento británico. El conteo era de 3,048.000 personas clamando por otra consultada

Ese número está muy por encima del umbral de las 100.000 firmas necesarias para forzar un debate sobre el tema entre los miembros del Parlamento.

Fue tan fuerte la carrera para firmar la petición que hizo que el sitio web del Parlamento británico se bloqueara temporalmente debido al alto volumen de tráfico.

La petición, iniciada por William Oliver Healey, afirma: "Nosotros, los abajo firmantes convocamos al gobierno (de Gran Bretaña) a aplicar una regla que establece que si el voto sobre 'Permanecer' o 'Abandonar' era inferior al 60%, sobre la base de una participación inferior al 75%, debería haber otro referéndum".

La consulta del jueves tuvo una participación del 72% – un aumento sobre la participación en las elecciones generales del año pasado que fue del 66%, pero por debajo del 75%, sugirió la petición.

La campaña para "Irse" ganó con 17,410.742 votos – 52% de los sufragios- mientras que "Quedarse" alcanzó 16,141.241, es decir el 48%.

Ben Howlett, un diputado conservador, confirmó en Twitter que la petición sería discutido por la Cámara de los Comunes peticiones del Comité Selecto del martes.

Esa noticia se produjo mientras algunos votantes que apoyaron la campaña para "Irse" tomaron por asalto a Twitter para registrar su arrepentimiento adoptando el hashtag #Regrexit o arrepentidos por la salida.

Uno de los votantes, Adam de Manchester, le dijo a la BBC: "No pensé que mi voto iba a importar demasiado porque solo pensaba que nos ibamos a quedar.

"Para ser honestos, la renuncia de David Cameron me ha sacudido. Creo que el período de incertidumbre que vamos a tener para los próximos meses se ha sido magnificado, así que estoy bastante preocupado".

Otro de los votantes que apoyó la opción por irse", Mandy, declaró al Evening Standard de Londres que si pudiera cambiaría su voto.

"Esta mañana, la realidad me está golpeando. Me gustaría tener la oportunidad de votar de nuevo, simplemente porque me gustaría hacer las cosas de una manera diferente", agregó.

Mientras tanto, la ciudad de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra – una región que votó a favor de abandonar la UE – ahora está buscando la confirmación de los ministros del gobierno de que va a seguir recibiendo la misma financiación a su asignación anterior dentro de a Unión.