(CNN) - El equipo olímpico de Brasil dio alrededor de un tercio de las muestras que normalmente se esperan en el "crucial" mes antes de los Juegos Olímpicos, una "práctica inaceptable", según el organismo mundial de control antidopaje.

El país anfitrión ya ha sido sancionado por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) por los retrasos en las pruebas de sus propios atletas antes de los Juegos. Sin embargo, CNN supo que en realidad puede que no haya suficientes pruebas para darle al equipo -el segundo más grande en los Juegos- un registro limpio para el mes de julio. Esto se debe a que los atletas brasileños dieron un número significativamente reducido de muestras en las primeras tres semanas del mes.

La Agencia Mundial Antidopaje dijo que la brecha en las muestras recogidas por la Agencia Antidopaje de Brasil era una "práctica inaceptable... especialmente en un momento tan crucial antes de los Juegos Olímpicos". "Estos números no están en línea con un programa eficaz".

El Ministerio de Deportes de Brasil dijo que la "acusación es absurda y no tiene sentido". Agregó que el organismo brasileño antidopaje, NADO, dependiente del Ministerio, sigue los códigos internacionales al pie de la letra y está comprometido con la consolidación de la política de lucha contra el dopaje en Brasil".

Un portavoz del Ministerio de Deportes de Brasil, Paulo Rossi, dijo a CNN que el equipo brasileño de 477 atletas dio un total de 110 muestras en los primeros 24 días de julio. Describió la cantidad media que se espera en ese período "en 300" o posiblemente menos.

El reducido número de muestras es un problema grave para Brasil, el país anfitrión de los Juegos Olímpicos. El equipo paralímpico de Rusia fue suspendido.

Los problemas de Brasil comenzaron con la suspensión, hace casi un mes, del único laboratorio en el país acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje, causando retrasos en el análisis de muestras del equipo diste. No estaba claro por qué fue suspendido. Sin embargo, la gran reducción en el número de muestras que el equipo brasileño dio en julio significa que ahora hay un agujero en las pruebas que se pueden analizar de forma retroactiva del mes antes de los Juegos, un período que el organismo de control de dopaje considera "crucial".

Desde entonces, se ha restaurado la acreditación del laboratorio brasileño, y procesará 6.000 muestras procedentes de todos los países que compiten en los Juegos.