(CNN) - Lou Pearlman, el creador de estrellas caído en desgracia detrás de bandas como NSYNC y Backstreet Boys, murió en prisión, según la Oficina Federal de Prisiones.

El productor, de 62 años, murió el viernes, según la base de datos de la oficina.

Pearlman fue condenado en 2008 a 25 años de prisión en el correccional de Texarkana, Texas, por fraude y estafa de más de 300 millones de dólares.

La causa oficial de la muerte no fue anunciada.

Pearlman tenía un "terrible lado oscuro"

Pearlman impulsó las carreras del ex-Backstreet Boy Nick Carter y el exmiembro de NSYNC Justin Timberlake. Timberlake tuiteó el domingo que esperaba Pearlman hubiera "encontrado algo de paz".

"Su muerte ha tocado a mucha gente", dijo Mark Nejame, quien representó a Pearlman en demandas civiles durante años.

"Él literalmente revolucionó el mundo de la música pop y (era) un genio creativo en ese sentido. Pero tenía un terrible lado oscuro que finalmente eclipsó su talento".

Pearlman "tenía una manera de decirle a la gente qué querían oír", añadió Nejame. "Era muy seductor".

Aaron Carter, el hermano de Nick Carter, tuiteó el domingo sobre Pearlman: "El karma es real".

Con Pearlman al timón, los Backstreet Boys saltaron a la fama en 1996 y se convirtieron en una de las boy bands más exitosas, con más de 130 millones de discos vendidos, según el sitio web de la banda.

Poco después, puso en marcha una segunda boy band llamada NSYNC, que vendió más de 55 millones de discos.

La página web de NSYNC se cayó el domingo en la raíz de la noticia de su muerte.