(Crédito: NVWA)

(CNN Español) - La policía holandesa reporta que capturó a tres personas que intentaban entrar a Europa con 259 reptiles que llevaban en cuatro maletas.

Según un comunicado de la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Holanda (NVWA), el hecho sucedió el pasado 3 de septiembre cuando tres viajeros identificados como españoles llegaron al aeropuerto de Schipol de Ámsterdam en tránsito desde México hacia España.

De acuerdo con las autoridades, de los 259 animales 10 estaban muertos y había variedad de serpientes, lagartos y tortugas. Entre ellos había 14 chacahualas, reptiles que sólo se encuentran en la isla mexicana de San Esteban.

CNN en Español trató de confirmar con las autoridades mexicanas y por el momento no ha obtenido respuesta.

La NVWA no especifica desde qué ciudad partieron los acusados, ni a qué destino en España se dirigían.

Estos lagartos son protegidos por el CITES, la Convención Internacional para el Comercio de Especies de Fauna y Flora Amenazadas.

Según la policía holandesa, los animales fueron llevados a un refugio. Se estima que su precio en mercado asciende a los 80.000 euros. Además, los sospechosos afrontan cargos por violar la ley de fauna y flora, por no tener permisos adecuados de CITES y por crueldad animal.

El transporte de animales de especies protegidas está regulado por el CITES y sólo se puede mover y comercializar con un permiso expreso de la organización.

(Crédito: NVWA)

(Crédito: NVWA)

"El comercio ilegal de animales amenazados hace un gran daño a la población de estas especies, al medio ambiente, a la naturaleza y al orden jurídico internacional. Las reglas están ahí para proteger y mantener la diversidad de especies de flora y fauna de la extinción. Países Bajos, como parte de la comunidad internacional, respetar el derecho internacional, en particular combatiendo estas formas de delincuencia y la subversión relacionadas", dice el comunicado de la policía.

Según el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), el tráfico de vida silvestre ocupa el tercer lugar en la lista de negocios ilícitos en el mundo después del contrabando de drogas y armas.