(CNN) - El vuelo de nueve horas entre Tailandia y Australia puede ser incómodo en el mejor de los casos.

Ahora imagina hacerlo con 110 bolsas de droga oculta en tu aparato digestivo.

Un australiano de 48 años llegó al aeropuerto de Sydney, en un vuelo el 1 de septiembre procedente de Tailandia, con 1,1 kilogramos de cocaína en su estómago.

El hombre, que vive en Tailandia, había pasado un examen de equipaje cuando le dijo a la policía que había ingerido una gran cantidad de pequeños paquetes de cocaína.

Una portavoz de la policía federal australiana dijo a CNN que no podía confirmar los detalles de la discusión entre el hombre y los funcionarios.

Tras ser detenido, el hombre expulsó 46 bolitas con cerca de 460 gramos de cocaína. Luego, las autoridades lo llevaron al hospital, donde le fueron retiradas otras 64 bolitas.

"Importar drogas internamente es extremadamente peligroso, ya que puede dar lugar a riesgos de salud graves e incluso la muerte", dijo Lesley Dalton, comandante interino de la Fuerza Fronteriza Australiana contra la Delincuencia Organizada en un comunicado.