(CNN) - Al menos una persona murió en un tiroteo en el colegio Alpine High de Texas y el atacante ya murió, dijo este jueves la oficina del alguacil del condado de Brewster.

Al colegio asisten 280 estudiantes.

Las autoridades mantuvieron cerrada la escuela y pidieron que los estudiantes sean buscados en una iglesia cercana.

El atacante murió después de una herida de bala autoinflingida, según el alguacil.

El atacante hirió a otra persona en un miembro inferior.

Una estudiante del colegio habló con CNN y ofreció escalofriantes detalles de la situación. Según la menor a los cinco minutos de la segunda clase del día, su profesora salió al pasillo pues escuchó a otra maestra gritando 'entren al salón, entren al salón'.

"Mi profesora entró y nos gritó que nos metiéramos en el armario, que es lo que hacemos cuando tenemos un simulacro. Ella seguía diciendo que no era un chiste, pero todos pensábamos que era parte del simulacro. Normalmente tenemos simulacros así dos veces al año".

La niña explicó que su profesora estaba temblando. Poco después, relata, sintieron a alguien gritar y correr por el pasillo.

"Todos empezamos a llorar. Estuvimos en el armario por mucho tiempo y luego alguien golpeó las puertas del salón y dijo que era el alguacil. La policía rompió la puerta y entró a nuestro salón con armas y las apuntaron a todas partes. El policía principal nos gritaba que pusiéramos nuestras manos detrás de la cabeza y que nos formáramos en una fila".

La estudiante dice que al salir de la escuela pudo ver sangre en el suelo de la cafetería.