(CNN Español) - El banco central estadounidense, la Reserva Federal, tiene como mandato cuidar el empleo y la inflación. Esas dos variables son las que por ley deben concentrar su atención y sus esfuerzos, y en función de los mismos planifica e implementa su política monetaria.

Pero de un tiempo a esta parte el componente internacional —es decir lo que ocurre en las economías de otras partes del mundo— se ha convertido en un factor decisivo para lo que hace o no hace la Fed en sus decisiones del llamado Comité Abierto.

En el GloboEconomía de esta semana, Alejo Czerwonko, estratega Global de Inversion en UBS, comenta que aunque la Fed no lo reconoce explícitamente, en sus comités se analiza cada vez más lo que ocurre en otras economías del mundo, y cómo eso influye en la marcha de la economia estadounidense.

Para muchos observadores cualificados el que los tipos de interés no se hayan movido hasta ahora en 2016 tiene más que ver con lo que ocurre fuera de Estados Unidos que con el cómo va el dato de empleo, o el de inflación.