El fotoperiodista captó el momento en que el menor se mantiene firme y con los brazos extendidos frente a la movilización en Celeya, México (Cortesía: Manuel Rodríguez)

(CNN Español) - El niño está solo y de pie en la mitad de la calle. Tiene los brazos abiertos de par en par congelado en un instante en el que pedía que parara una caravana de cientos de personas encabezada por tres vehículos que se aproximan a donde está el menor.

La fotografía que se volvió viral fue tomada por el periodista Manuel Rodríguez este sábado 10 de septiembre cuando una marcha de protesta en contra del matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo se tomó las calles en Celaya, México.

"La foto no la subí a ningún medio de comunicación, la subí en mi perfil personal de Facebook, por que era un sentimiento personal que quería compartir con mis amigos y conocidos, la tomé el 10 septiembre, durante una marcha del Frente Nacional de la Familia", dijo Rodríguez a CNN en Español.

El periodista describió que varios compañeros y él se subieron al puente peatonal de la avenida Boulevard Adolfo López Mateos, en Celaya, Guanajuato en México, para tener una mejor foto de la cantidad de gente que había asistido ese día a protestar.

Rodríguez dijo que observó a los lejos a un niño realizando señas de alto y saltando en la calle y tomó la fotografía. Corrió para alcanzarlo y poder entrevistarlo.

"Pensé que era un niño jugando. Al llegar le pregunté: ¿por qué lo hiciste?. Y él contestó que tenía un familiar que era gay y que no le gustaba que lo odien", explicó el fotógrafo.

"Intenté grabarlo pero inmediatamente una mujer desde la calle le llamó la atención y lo retiró del lugar", menciona Rodríguez.

Diversos sectores de la Iglesia católica y organizaciones ciudadanas convocaron el sábado 10 de septiembre a marchas en contra del matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Representantes religiosos, padres de familia y niños participaron en protestas en diversos estados, entre ellos, la capital del país, Guanajuato, Puebla, Michoacán y Estado de México.

En un comunicado de prensa difundido a través de la cuenta oficial de Facebook del Frente Nacional por la Familia, se dijo que cerca de un millón de personas participaron en más de 27 estados de México para festejar "la independencia del colonialismo ideológico que quieren imponernos por medio de la educación y las leyes".

Según Rodríguez la marcha en Celaya convoco a alrededor de 11 mil personas.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) condenó en un comunicado previo a las manifestaciones que “excluir a las familias que no reproducen el modelo tradicional” mediante expresiones que incitan al odio y a la violencia vulnera los derechos humanos “de todas las personas”.

La manifestaciones parten desde que el presidente Enrique Peña Nieto presentó el 17 de mayo a activistas de la comunidad LGBTTTI (lésbico, gay, bisexual, travesti, transgénico, transexual e intersexual) una iniciativa que propone reformas al artículo cuarto constitucional y al Código Civil Federal, para reconocer a los matrimonios entre personas del mismo sexo en todo el país y que éstos puedan adoptar.

El matrimonio homosexual ha sido legalizado en unos cuantos estados de México. El año pasado, la Corte Suprema declaró inconstitucional a los estados prohibir ese tipo de uniones. La iniciativa de Peña Nieto debe ser revisada y aprobada por el Congreso, y se espera que lo haga en el transcurso del año.

Antonio Medina, secretario de Diversidad Sexual del Partido Revolución Demócrata, aseguró que grupos ultraconservadores buscan que la iniciativa que el presidente plantea al Congreso sobre que los matrimonios de personas del mismo sexo tengan la posibilidad de adoptar hijos como parte de sus derechos civiles y no pararán hasta frenarla.

"Solo en 3 estados es legal el matrimonio gay, en la Ciudad de México, Coahuila, Nayarit, en 5 más se ha tenido que recurrir a la corte para permitirlo, Michoacán, Campeche, Jalisco, Quintana Roo y Chihuahua y en los otros de eso no hablamos, este año esperamos que la iniciativa pase y podamos tener un México con equidad", mencionó Medina.

El periodista Manuel Rodríguez asegura que después de la foto ha obtenido varios comentarios positivos pero que también hay quienes aseguran que la imagen fue pagada, "participo activamente en un partido político, pero soy reportero y me apasiona mucho al información y la verdad. En mi vida personal decidí publicarla y no en un medio por qué tengo una posición formada sobre el tema".

"La gente piensa que puede ser fabricado, pero te digo de corazón que me enorgullece haber tomado la fotografía, me hubiera gustado que alguien más hubiera podido tomarla para que causara más impacto. Todos los que estamos a favor de la diversidad nos vemos reflejado en ese niño, contra esas personas que piensan hacer retrocesos".

"Tengo un familiar que es gay y no me gusta que lo odien"