(CNN Español) - La paz en Colombia es obra de Chávez. Así lo afirmó el presidente de Venezuela Nicolás Maduro este martes durante su programa En Contacto con Maduro.

El mandatario habló sobre el acuerdo de paz que el Gobierno de Colombia y las FARC establecieron el pasado 24 de agosto y cuya firma protocolaria será el lunes 26 de septiembre en Cartagena, tras casi cuatro años de conversaciones en La Habana, Cuba.

Maduro también instó al gobierno de Colombia a que le construyera un monumento al fallecido presidente: "Nuestro comandante Chávez, un monumento debería alzarle Colombia a Chávez porque esa paz es gracias a Chávez".

Maduro reiteró que Venezuela apoya el proceso: “Por Colombia nuestro respeto y nuestro amor y todo lo que podamos hacer por la paz”.

“Nosotros no queremos tomarnos la foto, nosotros lo que queremos es que haya la paz de verdad y que se respetan los acuerdos, y que no vayan a salir a asesinar los movimientos guerrilleros que están pacificándose, como hicieron con la Unión Patriótica. Ojalá haya paz de verdad (…) y no vaya la oligarquía a violar los acuerdos y asesinar a los dirigentes, y asesinar a los líderes; ojalá por Colombia”, afirmó Maduro.

No es la primera vez que el mandatario recuerda públicamente el aporte de Chávez al proceso de paz colombiano.

En septiembre de 2015 cuando las FARC y el Gobierno de Colombia anunciaron el acuerdo de justicia transicional, Maduro dijo que la paz siempre tendría la huella de Chávez: "Para que este proceso llegara a esta felicidad del día de ayer. Cuando estaban firmando el presidente Santos y el comandante Timochenko yo vi la firma de Chávez, ahí iba Chávez, la paz de Colombia siempre tendrá una marca: Hugo Chávez. Por los tiempos de los tiempos, así lo siento, así lo creo".

Durante su mandato, Chávez manifestó su interés por los acercamientos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC desde 1998 con los Diálogos del Caguán y jugó un papel clave para la instalación del proceso de paz en La Habana.

Durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010), el gobierno colombiano le pidió al gobierno de Chávez -que en ese entonces se había declarado neutral- que intercediera para la liberación de secuestrados a manos de la guerrilla. Aunque dicha intermediación fracasó, el propio Chavez fue considerado un interlocutor por parte de la guerrilla.

Al inicio de los acercamientos secretos entre el gobierno de Santos y la guerrilla, “había muchos temores, muchos miedos, muchas inseguridades”, reconoció Timochenko en la entrevista con Telesur. Según el guerrillero, Santos le pidió a Chávez que convenciera a la guerrilla de negociar. Luego de reunirse con el presidente venezolano en un lugar y fecha que no reveló, Timochenko dijo que salió “convencido de que teníamos un punto de apoyo que nunca habíamos tenido” para iniciar un proceso de negociación.