Cientos de manifestantes salieron a las calles en la noche, gritando "las vidas negras también importan". Algunos tiraron rocas a la policía, comenzaron incendios y bloquearon parte de la interestatal 85.

CHARLOTTE, Carolina del Norte (CNN) - Luego de la muerte de un hombre en Charlotte, Carolina del Norte causó una violenta noche de protestas, el jefe de la policía ahora intenta terminar con los rumores sobre lo que ocurrió.

Keith Lamont Scott, padre de siete hijos, murió a manos de la policía en el estacionamiento de un edificio de apartamentos mientras los oficiales buscaban a otro hombre con una orden de arresto pendiente.

Su familia dice que Scott, de raza negra, estaba desarmado y sentado en su auto leyendo un libro, esperando a que su hijo regresara a casa de la escuela.

Pero Kerr Putney, jefe de la policía de Charlotte-Mecklenburg dijo que Scott salió del auto con un arma, no con un libro. Él dijo que los oficiales no pudieron encontrar ningún libro en el lugar.

"Es tiempo de que la mayoría sin voz se ponga de pie y sea escuchada", dijo el jefe de la policía, quien también es de raza negra.

"Es tiempo de cambiar la narrativa porque les puedo decir por los hechos que esta historia es un poco distinta a como ha sido contada hasta ahora, especialmente a través de redes sociales".

Putney dijo que la evidencia y los testigos apoyan la acusación de los oficiales, sobre que Scott estaba armado.

Los oficiales le dijeron en repetidas ocasiones a Scott que dejara su arma, pero no lo hizo. El oficial Brentley Vinson, quien también es de raza negra, entonces le disparó.

El jefe de la policía dijo que hasta ahora no hay certeza sobre si Scott apuntó su arma a los oficiales. Vinson no tenía una cámara en su uniforme en el momento del tiroteo.

Pero una persona no necesita apuntar su arma a la policía para que los oficiales usen fuerza letal, sostiene Art Roderick, analista de fuerzas de seguridad de CNN.

"No necesitas esperar a que una pistola te esté apuntando a tí porque son solo milisegundos para tomar una decisión sobre si jalarás el gatillo, o ese individuo va a jalar el gatillo"; dijo Roderick.

El oficial que disparó fue puesto bajo licencia administrativa, dijo la alcaldesa Jennifer Roberts.

Transmiten video en vivo a través de Facebook

Momentos después de que su padre muriera, Lyric Scott comenzó a transmitir en vivo por Facebook, gritando a oficiales en la escena.

"Le dispararon a mi papi porque es negro", dijo. "Estaba sentando en su auto leyendo un p*** libro. Le dispararon, eso fue lo que pasó".

Lyric, que mantiene la cámara en los oficiales durante la mayor parte de la transmisión de 31 minutos, dice que su padre a veces salía para leer un libro.

A media transmisión, Lyric se entera de un reporte noticioso que indica que su padre murió. Ella comenzó a llorar y gritar de forma histórica.

Botellas, rocas e incendios

Cientos de manifestantes salieron a las calles en la noche, gritando "las vidas negras también importan". Algunos tiraron rocas a la policía, comenzaron incendios y bloquearon parte de la interestatal 85.

Otros brincaron arriba de un auto de la policía, rompiendo sus cristales.

Putney dijo que 16 oficiales quedaron heridos tras las protestas.

Al menos siete personas fueron hospitalizadas con heridas menores, reportó la televisora WSOC, afiliada de CNN. Otras cinco personas fueron arrestadas.

La alcaldesa y el jefe de la policía imploraron a la comunidad que eviten más violencia.

Otro tiroteo policial controversial

El caso de Charlotte es el último de una serie de controversiales muertes a tiros de hombres negros a manos de la policía. Manifestantes han estado demandando justicia y el fin a la brutalidad policiaca desde hace meses.

La muerte el viernes pasado de Terence Crutcher, un hombre negro desarmado de Tulsa, causó protestas luego de que el video del incidente fue dado a conocer el lunes.

Faith Karimi, Steve Almasy, Sheena Jones, Alisyn Camerota, Keith Allen, Christine Sever y Shawn Nottingham contribuyeron con este reporte.