(CNN) - Nuevas batallas se reportan en Aleppo entre el ejército y rebeldes sirios, además de ataques aéreos que continúan golpeando lugares que están en manos de rebeldes. Según informes, dos hospitales y una panadería habrían sido atacados.

Al menos seis personas murieron este miércoles en la mañana en un bombardeo en una panadería al este de Aleppo, en una zona que está en manos de los rebeldes. Los hechos ocurrieron mientras un grupo de personas hacía fila para comprar pan. Se espera que el número de muertos aumente, según varios grupos activistas.

También hay reportes de que bombardeos y ataques aéreos golpearon las proximidades de dos hospitales, incluido el M10, el hospital más grande que quedaba en el este de Aleppo, según funcionarios del hospital y activistas.

Entre tanto, rebeldes han atacado varias áreas dominadas por el gobierno de la ciudad y medios locales reportan que al menos una niña murió este miércoles y otras ocho personas resultaron heridas por estos hechos.

Este martes el ejército sirio dijo que tomó el control total del vecindario central de Farafra en la ciudad vieja de Aleppo, cerca al icónico Citadel, con lo que se acercan más a las áreas controladas por los rebeldes. La prensa estatal reportó este miércoles que el ejército trabaja en la desactivación de minas terrestres y trampas mortales dejadas por los militantes rebeldes.

Sin embargo, rebeldes y activistas en Aleppo, le dijeron a CNN que esas aseveraciones no son precisas y que no ha habido ataques en esas áreas.

Hay reportes confusos sobre cuántas personas murieron por los ataques aéreos en el este de Aleppo este martes.

La Dirección de Salud del grupo rebelde que controla Aleppo reporta que hubo 18 muertos, incluidos seis niños, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dice que fueron 23.

Schams Elwazer, Jomana Karadsheh, Eyad Kourdi, Bharati Naik y Joel Williams de CNN contribuyeron a este reporte.