(CNNEspañol) - "No me rendiré, seguiré buscando la paz hasta el último momento de mi mandato porque ese es el camino para dejarle un mejor país a nuestros hijos".

Con esas palabras, el presidente colombiano Juan Manuel Santos reaccionó a la victoria del No al acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC en el plebiscito. En una alocución televisada, el mandatario dijo que el cese bilateral del fuego al que llegó con la guerrilla “sigue y seguirá” y que a partir de este lunes convocará a todas las fuerzas políticas para dialogar y determinar el camino a seguir.

“Siempre he creído en el sabio consejo chino de buscar oportunidades en cualquier situación. Y aquí tenemos una oportunidad que se nos abre, con la nueva realidad política que se manifestó a través del plebiscito”, dijo Santos. “Buscar puntos de encuentro y de unidad es ahora más importante que nunca. Y es lo que vamos hacer”.

Timoleón Jiménez, alias Timochenko, líder dela guerrilla, ofreció declaraciones desde La Habana, Cuba. “Las FARC-EP lamentan profundamente que el poder de los que siembran odio y temor hayan influido en la opinión de la población colombiana”.

Al conocer los resultados de esta elección, muchos colombianos se pronunciaron en redes sociales, algunos sorprendidos, pues según la mayoría de las encuestas la opción del Sí ganaría con una amplia diferencia.

Tras conocer los resultados del plebiscito, Rodrigo Londoño Echeverri, líder de las FARC, dijo que ese grupo mantiene “su voluntad de paz y reitera su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro”.

"Al pueblo colombiano que sueña con la paz, que cuente con nosotros. La paz triunfará”, dijo el líder de las FARC.

Desde La Habana, Cuba, 'Timochenko', también lamentó que “el poder destructivo de los que siembran odio y rencor haya influido en la decisión de los colombianos”.

Para el líder guerrillero, el restado de hoy plantea un reto para el movimiento político de las FARC para construir una paz estable y duradera.

Por su parte el ELN —la segunda guerrilla más grande del país— hizo un llamado a los colombianos para “continuar buscando salida negociada al conflicto armado”.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, promotor del ‘no’, les pidió a las FARC que no haya violencia y propuso que se le dé protección a la guerrilla para el “disfrute de la tranquilidad” de los colombianos.

“Señores de las FARC, contribuirá mucho a la paz de los colombianos que ustedes, debidamente protegidos, permitan el disfrute de la tranquilidad… Queremos aportar a un gran pacto nacional”, dijo el senador Uribe desde el departamento de Antioquia al final de la jornada electoral. "Todos queremos la paz”.

El exprocurador Alejandro Ordóñez Maldonado, también promotor del ‘no’, le dijo a CNN en Español que las condiciones para la paz en Colombia deben ser claras: “Un acuerdo con justicia, sin impunidad, donde no se les permita la elegibilidad [política] a los responsables de delitos de lesa humanidad”.

"Los colombianos no estamos de acuerdo con que se les proteja a las FARC en su grandes y extensas fortunas… El proceso de paz se realizó y el gobierno dividió al país. Ahora lo que se impone es un pacto para la paz”.

Claudia López, una de las propulsoras del Sí, aseguró que el Centro Democrático —partido del expresidente Uribe— “celebra la desgracia, la violencia, la incertidumbre de Colombia”.

Entre tanto, Salud Hernández-Mora, corresponsal en Colombia del diario El Mundo, insistió que con la victoria del ‘No’ se deben hacer ajustes a la negociación con las FARC, que según ella, deberá aceptar pasar por la cárcel “en un tiempo corto”.

Así celebraron en la sede del Centro Democrático, partido que impulsó el ‘No’ por el plebiscito.

Por su parte, el escritor y periodista Héctor Abad Faciolince —víctima del conflicto armado— dijo que el 1% de diferencia en la elección es la muestra de que en el país hay más resentimiento que paz.

“Hay un 1% más de resentimiento que de paz en este país. En todo caso no es poco ese 49% de paz. No nos pueden ignorar”, escribió.

Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá —y quien en su juventud fue guerrillero del M19 y llegó al Senado de Colombia en 2006— dijo que la victoria del No no es solo una derrota para el presidente Santos, sino para todo el país.

Así reaccionaron otros colombianos en Twitter