WASHINGTON (CNN) - Estados Unidos anunció el lunes que "suspendió su participación en canales bilaterales con Rusia", que fueron establecidos como parte de un alto el fuego  en Siria.

"Esta no es una decisión que fue tomada a la ligera", dijo John Kirby, vocero del Departamento de Estado.

"La paciencia de todo mundo con Rusia se ha acabado", dijo Josh Earnest, secretario de prensa de la Casa Blanca, durante una rueda de prensa el lunes.

Earnest dijo que Rusia ha perdido credibilidad al "realizar una serie de compromisos sin ninguna indicación de que estén comprometidos a seguirlas", al acusar a Rusia y a aliados del régimen sirio de intentar "bombardear poblaciones civiles en la sumisión".

El secretario de Estado, John Kerry, amenazó la semana pasada con interrumpir las pláticas bilaterales con Rusia a menos de que Moscú tomara medidas para detener el asalto en Aleppo y restaurar el alto el fuego.

El comunicado agregó que la falta de compromiso de Rusia y Siria para mantener el cese al fuego fue "demostrado por la intensificación de los ataques contra áreas civiles, haciendo blanco en áreas civiles, golpeando infraestructura crítica como hospitales, y evitando que la ayuda humanitaria llegara a los civiles en necesidad".

Personal militar y civil que fue enviado a Ginebra, Suiza, para trabajar con los rusos en un Centro de Implementación Conjunta será enviado a casa, de acuerdo con el comunicado y con funcionarios de Defensa.

El Centro fue un elemento clave en el acuerdo de negociación e intentó facilitar la colaboración entre los ejércitos de Estados Unidos y Rusia para atacar a ISIS y a los grupos afiliados de al Qaeda en Siria, como el frente al Nusra. Per nunca empezó a funcionar, ya que el acuerdo requería que se mantuviera el alto el fuego y que se permitiera la entrega de ayuda por al menos siete días antes de comenzar el trabajo del Centro.

Funcionarios dicen que Estados Unidos y Rusia continuarán comunicándose a través de canales militares previamente establecidos  como parte de un esfuerzo de seguridad para desconflictuar el espacio aéreo sirio y permitir a los aviones de la coalición y de los rusos el evitar incidentes peligrosos.

Elizabeth Trudeau, vocera del Departamento de Estado, dijo a reporteros el lunes que funcionarios de Estados Unidos y de Rusia se han reunido durante el fin de semana para discutir Siria. La suspensión "no excluye el diálogo multilateral" con Rusia respecto a Siria, dijo Trudeau.

Cuando se le preguntó sobre si para Estados Unidos ya se había agotado toda oportunidad de mantener el alto el fuego, Trudeau dijo: "Creemos que si".

Por su parte, Moscú anunció el lunes que suspendió un acuerdo de reducción de armas con Estados Unidos mediante el cual ambos países aceptaron disponer de 34 toneladas de plutonio, suficiente para fabricar miles de bombas nucleares, por lo que consideró acciones "no amistosas" hacia Rusia, reportó la agencia de noticias TASS.

En un comunicado publicado en el sitio del Ministerio de Exteriores de Rusia, el ministro Sergey Lavrov dijo: "La decisión que tomamos es una señal para Washington: los intentos de hablar con Rusia sobre una posición de fuerza, con un lenguaje de sanciones y ultimatums mientras continúan la cooperación selectiva con nuestro país, donde esta cooperación beneficia a Estados Unidos, no tendrá éxito".