También hubo lágrimas, pero en este caso de alegría (LUIS ACOSTA/AFP/Getty Images).

(CNN Español) - Después de la euforia y el llanto quedó la incertidumbre. Colombia amanece dividida: el no superó en las urnas al sí por menos del 1%, lo que dejó a la mitad del país celebrando y al resto lamentándose.

El jefe negociador del Gobierno Humberto De la Calle puso su cargo a disposición del presidente Juan Manuel Santos en lo que se considera el primer coletazo político del resultado en las urnas. Además, en el palacio presidencial en Bogotá el presidente se reunió con varios senadores y funcionarios a favor del sí.

Estas son algunas reacciones y efectos tras los resultados del plebiscito: