(CNN Español) - El papa Francisco llegó de sorpresa a Amatrice, en Italia, para rezar por las víctimas del terremoto este martes.

Al menos 290 personas murieron en por el terremoto de magnitud 6,2 grados que sacudió la zona central de Italia el pasado 24 de agosto. Amatrice fue una de las zonas más afectadas.

El pontífice se reunió con los damnificados y familiares de las víctimas y recorrió algunas calles de la ciudad devastada por el terremoto, según reporta el Vaticana.

Visitó la recientemente reconstruida escuela Capranica donde visitó a los niños que le dieron dibujos que hicieron para él.

"El papa los abrazó uno a uno y escuchó sus historias sobre el mortal terremoto de Amatrice", afirma Radio Vaticana.

"Pensé mucho que en los primeros días después de la tragedia mi visita sería quizá más una molestia que una ayuda. No quería molestar así que dejé que pasara el tiempo y que algunas cosas pudieran resolverse, como la escuela. Pero desde el primer momento, sentí que tenía venir a ustedes. Sólo para expresar mi cercanía y nada más. Y para rezar, rezar por ustedes", dijo el pontífice según reporta Radio Varticana.

Francisco recorrió el centro de la ciudad y se detuvo por algunos minutos para rezar.

"(Sé) sobre sus seres queridos que murieron y estoy con ustedes por esa razón y quería estar aquí hoy ... llénense de coraje y siempre muévanse hacia adelante. Los tiempos cambian y es posible avanzar. Estoy con ustedes, estoy junto a ustedes", le dijo el papa a los habitantes de Amatrice.