(CNN) - Nada en su cuenta de Instagram parecía fuera de lo común.

Louise Delage parecía una joven y glamourosa mujer francesa disfrutando del mejor momento de su vida: bebiendo cócteles en yates, comiendo en restaurantes elegantes, y bebiendo champán en un baño de burbujas. Era tanto glamour que la parisina de 25 años consiguió más de 50.000 seguidores después de unirse a la red el 1 de agosto.

Al igual que muchas estrellas de Instagram, acumuló numerosos comentarios de admiración: "Wow, eres hermosa", escribió un usuario de la red social. "¡Muy bonita!", publicó otro.

Chill

A post shared by Louise Delage (@louise.delage) on

Cocooning

A post shared by Louise Delage (@louise.delage) on

🇫🇷 P.A.R.I.S 🇫🇷

A post shared by Louise Delage (@louise.delage) on

Pero el 30 de septiembre, Delage actualizó su Instagram con un último video, que recapitula todas las publicaciones anteriores en su cuenta revelando una conexión escalofriante: en todas las 149 fotos que publicó estaba con una bebida alcohólica en la mano.

La cuenta de Louise Delage no era lo que parecía.

"Louise Delage" es en realidad una estudiante francesa, posando como parte de una campaña para Addict Aide, una organización que ayuda a las personas a vencer adicciones, y fue realizado por una agencia de publicidad en París, BETC. Su nombre real es secreto, según el presidente de BETC Stéphane Xiberras.

El punto que querían resaltar es lo fácil que resulta pasar por alto los síntomas de una adicción.

"Ella es la chica de al lado, ella podría ser tu hija o alguien que conoces", explicó Xiberras.

Dijo que algunas personas se dieron cuenta de que la cuenta de Instagram no era genuina, "pero ese es el punto. Nadie se dio cuenta. (Pensaron) que esta chica lo tenía todo. Ese fue el punto".

Aide Addict estima que las adicciones provocan 1 de cada 5 muertes al año en Francia, y 1 de cada 2 actos criminales, especialmente entre los jóvenes.

Xiberras está satisfecho con el impacto de la campaña publicitaria. Se convirtió en tendencia en Twitter en Francia y el video obtuvo 500.000 visitas en total a través de Instagram, YouTube y Facebook.

"Se puede llegar a una gran cantidad de personas a través de la utilización de las redes sociales. Es una locura", dijo.