(CNN Español) - El comité noruego le otorgó el Nobel de Paz a Juan Manuel Santos, un hombre que en sus propias palabras fue la persona que más fuerte combatió a las guerrillas cuando fue ministro de Defensa pero que en su gobierno le apostó todos sus esfuerzos —así como capital político– al acuerdo de paz con las FARC y el ELN.

Santos nació en 1951 en Bogotá. Fue cadete de la Armada y estudió Economía y Administración de Empresas en la Universidad de Kansas y e hizo posgrados en la Escuela de Economía de Londres, la Universidad de Harvard y la Escuela Fletcher de Leyes y Diplomacia. En los años setenta trabajó en la Federación Nacional de Cafeteros como representante ante la Organización Internacional del Café. Fue designado ministro de Comercio Exterior en 1991, en el gobierno de César Gaviria. También fue ministro de Hacienda del gobierno de Andrés Pastrana.

Santos es hijo de una de las familias más importantes de los medios en el país, dueña de la Casa Editorial El Tiempo. Fue subdirector de El Tiempo y columnista en ese diario. Está casado con la señora María Clemencia Rodríguez, con quien tiene tres hijos.

En 2005 ayudó a fundar el Partido de la Unidad Nacional (Partido de la U), actualmente el partido más grande del país, un movimiento en apoyo a las políticas y al gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez.

Santos fue ministro de Defensa durante el gobierno de Uribe entre 2006 y 2009. Fue elegido presidente en 2010 con las banderas del uribismo, siendo considerado un sucesor y continuador de la popular política de seguridad democrática de Uribe. Tras su llegada al poder, Santos recompuso las relaciones con el gobierno de Venezuela y anunció el inicio de una mesa de diálogos con las FARC, medidas que lo distanciaron de su anterior aliado político.

Santos acudió a Hugo Chávez para convencer a la cúpula de las FARC de sentarse a negociar, según reveló Timoleón Jimenez, alias 'Timochenko', comandante en jefe de las FARC, en una entrevista con la cadena Telesur. Santos dijo que el apoyo de Chávez fue fundamental.

Los emisarios de Santos acordaron durante reuniones con líderes guerrilleros todos los detalles técnicos y logísticos para comenzar negociaciones exploratorias, y tras ello, como "un gesto de buena voluntad", Santos nombró a su hermano Enrique como uno de los negociadores del gobierno durante los acercamientos exploratorios. El exdirector del diario El Tiempo es conocido por la guerrilla, con quienes se reunió durante los fallidos intentos de lograr la paz en las décadas de 1980 y 1990.

Santos fue reelegido en 2014 con el proceso de paz como bandera. Su mayor oposición fue el Centro Democrático, el partido fundado por Uribe durante el primer mandato de Santos.

El proceso de paz con las FARC, con dos años de diálogos exploratorios y cuatro años de proceso en La Habana, culminó en agosto de 2016 con un acuerdo final que fue firmado por Santos y 'Timochenko' en una ceremonia el 26 de septiembre en Cartagena.

El acuerdo fue sometido a refrendación —una promesa de Santos como condición para todo el proceso— a través de un plebiscito el pasado 2 de octubre. El acuerdo fue rechazado con la victoria por un estrecho margen de la opción del no, dejándolo en un limbo. Santos invitó a los detractores del acuerdo a dialogar y extendió el cese del fuego bilateral establecido el 29 de agosto.

Tras el rechazo al plebiscito, Santos aseguró que no se rendirá hasta conseguir la aprobación de un acuerdo de paz y dijo que hará todo lo posible para lograrlo.

En este momento delegados del Gobierno y de la oposición se reúnen para encontrar soluciones, a la espera de qué se pueda renegociar con las FARC, que ha manifestado su voluntad de paz y de mantener el cese del fuego, pero asegurando que el acuerdo firmado no se cambiará.

"El presidente Santos ha puesto en claro que continuará trabajando en pro de la paz hasta el último día en que esté en el cargo. El comité espera que el Nobel le dará la fuerzo para tener éxito en esa tarea tan exigente", dijo el comité al anunciar el galardón.

Durante los primeros años del proceso la violencia por el conflicto armado con las FARC tuvo un recrudecimiento, pero en el último año las acciones violentas han se han reducido casi en su totalidad, según cifras del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Cerac, un logro histórico para un país con 52 años de conflicto armado.

Santos es conocido como un hábil político que calcula sus movimientos y se adapta a las situaciones. "Sólo los imbéciles no cambian de opinión cuando cambian las circunstancias", dijo durante la campaña de 2010. Los seguidores de Álvaro Uribe lo describen como un traidor por ser elegido con sus votos y haber cambiado de política en materia de seguridad y estrategia frente a la guerrilla.