(CNN Español) - Este domingo 16 de octubre el papa Francisco proclamará 7 nuevos santos de la iglesia Católica.

Entre los nuevos santos hay tres hispanos: el sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero, conocido como 'el cura Brochero'; el mexicano José Luis Sánchez del Río, "mártir con tan sólo 14 años", según el Vaticano; y el español Manuel González García, obispo de Palencia y fundador de la Unión Eucarística Reparadora y de la Congregación de las Religiosas Misioneras Eucarísticas de Nazaret.

¿Quiénes son estos nuevos santos? Conoce sus vidas y milagros aquí:

'El cura Brochero'

Cura Brochero ARgentina

Foto: curabrochero.org.ar

Brochero, compatriota de Francisco, fue beatificado en 2012. El primer milagro certificado de Brochero fue el de Nicolás Flores, que revirtió un cuadro inicial de posible "vida vegetativa" tras un accidente sufrido el septiembre de 2000, en la provincia de Córdoba, en el centro del país, donde el religioso desarrolló toda su labor.

En septiembre de 2015 un segundo milagro que se le atribuye al 'cura Brochero', como se lo conoce popularmente, fue certificado por una junta de siete médicos y es por el caso de una niña de la provincia de San Juan, en el oeste de la Argentina, que se recuperó de múltiples heridas derivadas en un infarto masivo en el hemisferio cerebral derecho y se encontraba al borde la muerte.

En enero de 2015, el papa Francisco había expresado su “vivo deseo” de una "pronta canonización" de Brochero a los impulsores de la canonización del “cura gaucho”, como también se lo llama, que fue declarado “venerable” por Juan Pablo II en 2004 y beato por Benedicto XVI a fines de 2012.

'El niño mártir'

beatomanuelgonzlez_archisevilla_20062016

josecc81-luis-sacc81nchez-del-ricc81o-santo-mexicano-cnn

El joven José Luis Sánchez del Río (1913-1928) fue mártir a sus 14 años, cuando fue asesinado durante la persecución religiosa de México por pertenecer a “los cristeros”, un grupo numeroso de católicos mexicanos levantados en contra la opresión del régimen de Plutarco Elías Calles, según información de la Agencia Católica de Información, ACI Prensa.

El adolescente cayó bajo el poder de las tropas gubernamentales al darle su caballo al general Prudencio Mendoza, líder del levantamiento contra el gobierno de turno. Duró cuatro días en cautiverio, tiempo tras el cual fue llevado hacia el Panteón Municipal, según relata ACI Prensa.

“Le cortaron la piel de las plantas de los pies y le obligaron a caminar por el pueblo, rumbo al cementerio. Él lloraba y gemía de dolor, pero no cedía”, recuerda el padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, a quien cita ACI Prensa porque cuando era niño Maciel presenció el martirio de Sánchez del Río.

“De vez en cuando se detenían y le decían ‘si gritas muera Cristo Rey te perdonamos la vida’. Pero él respondía ‘viva Cristo Rey’”, cuenta Maciel.

Durante todo el trayecto, el adolescente iba llorando y rezando por el camino, dando gritos y vivas a Cristo Rey y a la Virgen de Guadalupe.

Al llegar al panteón le fue señalada su tumba. Una vez de pie al lado de ella fue ahorcado y acuchillado por sus verdugos.

'El apóstol de la Eucaristía'

Manuel González García nació en Sevilla en 1877. Para pagar sus estudios del seminario trabajó como sirviente en ese lugar, según reporta ACI. En 1921 creó la congregación religiosa Misioneras Eucarísticas de Nazaret y fue nombrado obispo auxiliar de Málaga en 1916. En su ministerio ayudó a niños y aportó para la formación de nuevos sacerdotes.

Murió en 1940 y en su epitafio se lee: "Pido ser enterrado junto a un sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!”, reporta ACI.

El papa San Juan Pablo II aprobó un milagro de González en 1999 y en marzo de 2016 el papa Francisco aprobó el segundo milagro.