(CNN) - Sesenta personas murieron y 117 resultaron heridas cuando militantes atacaron una academia de entrenamiento policial en Quetta, Pakistán, en la noche del lunes, dijo el gobierno.

ISIS se atribuyó la responsabilidad de los hechos.

Sarfraz Bugti, ministro de Asuntos Domésticos y Tribales, le dijo a la prensa que el ataque al lugar terminó en las primeras horas del martes y que en la zona ya no había atacantes.

Un atacante fue muerto por las fuerzas de seguridad. Dos soldados murieron cuando detonaron las bombas que cargaban, dijo.

No es claro si tres de los atacantes están en el número total de muertos que mencionó Bugti.

Los atacantes se enfocaron en un hostal en la academia en donde viven alrededor de 700 cadetes de policía, dijeron las autoridades.

Cinco o seis "terroristas entraron a la escuela y fueron directo al hostal en donde tomaron como rehenes a los cadetes", dijo el Ejército en un comunicado. Hubo reportes de rehenes pero aún no es claro si hay rehenes entre los heridos o muertos.

Doscientos cadetes fueron rescatados en la noche del lunes, dijo Bugti.