(CNN) - La tecnología nunca ha sido más avanzada, pero los niños en Estados Unidos se entretienen con algo muy poco tecnológico: botellas de plástico parcialmente llenas de agua.

La moda se llama bottle flipping, o el reto de la botella. Y está volviendo locos a los padres.

El objetivo es simple: hacer girar la botella y hacerla aterrizar derecha. Pero el constante lanzamiento puede desesperar.

"He oído muchas leyendas de muchas personas diciendo que ellos empezaron el bottle flipping, con lo que estoy en desacuerdo de forma terrible", dijo Jhenya DeCarlo de 10 años, quien vive en Atlanta, quien ha practicado el reto desde este verano.

"Obviamente, como la mayoría de las cosas, la gente lo halló en YouTube", agregó su hermano de 11 años, Nicholas DeCarlo.

Tiene razón.

La moda ganó popularidad después de que un video de YouTube de un concursante en un programa de talentos, Michael Senatore, hiciera el reto de la botella en Charlotte, Carolina del Norte. Ese video tiene ahora más de 6 millones vistas. Miles de videos similares han sido subidos desde entonces.

Es adictivo

"lL primera vez que giras la botella y aterriza, eres como: 'Oh por Dios, acabo de hacer algo asombroso', explica Jhenya.

Pero, como su hermano Nicholas, "eventualmente un giro se vuelve en tres, y eso en seis, 12, 100 y antes de que te des cuenta duras media hora en la mesa de la cocina volteando una botella".

Jhenya dijo que su récord de giros consecutivos es 35. Su hermano mayor tiene esa marca en 36.

"Es muy inofensivo"

Aunque el ruido repetitivo inicialmente molestó a su madre, Valerie Huff DeCarlo, ella eventualmente lo aceptó.

"Al principio me puso los nervios de punta. Era la cosa más molesta del mundo", dijo. "Pero luego empecé a pensar: no es un videojuego. Lo hacen afuera... es muy inofensivo considerando algunas de las otras cosas que los niños hacen".

No obstante, tuvo que crear reglas para su hijos en casa: no hacerlo adentro, no hacerlo sino hasta que las tareas estén completas y no gastar agua embotellada costosa.

Ser desvanecerá pronto... quizás

"Me enloquece", dice el padre de los niños, Derrick DeCarlo. Él entrena el equipo de béisbol de los chicos y frecuentemente ve a sus jugadores lanzando botellas en el banquillo.

"Es sorprendente tener a 10 niños sentados lanzando botellas completamente consumidos por eso y sin prestar atención a lo que ocurre a su alrededor", dijo Derrick DeCarlo.

Después de publicar el hobby de sus hijos en Facebook, Valerie DeCarlo descubrió que no era el único padre lidiando con la moda. Incluso los profesores han expresado sus deseos de que termine la moda.

"Siento que terminará durante Halloween", dijo Nicholas. "Pero hasta entonces, va bien".

Su hermano pequeño no está de acuerdo. Dice que la moda durará "alrededor de dos años más".