(CNNEspañol) - Días después de felicitar al electo presidente de Estados Unidos a través de su cuenta de Twitter, el presidente de Bolivia Evo Morales criticó las intenciones de Donald Trump de construir el famoso muro en la frontera para detener el paso de inmigrantes.

Morales dijo este martes que "una injusticia contra un inmigrante es una injusticia contra la humanidad" y añadió que lo que  ocurre en Estados Unidos no es culpa de esta población, sino que es un problema de desigualdad.

“No al muro. No a la expulsión de inmigrantes. Sí a la ciudadanía universal”, tuiteó Morales.

El pasado 9 de noviembre, el presidente de Bolivia había extendido un mensaje de felicitaciones a Donald Trump por su triunfo y dijo que esperaba con él en trabajar en temas como el racismo, el machismo y la antiinmigración.

Horas después, Morales escribió que el voto contra la “globalización fallida” y contra “el libre mercado resquebrajado” fue la razón por la que Trump ganó la elección presidencial.

Sin embargo, el mismo día de la elección, el presidente boliviano había criticado fuertemente en su cuenta de Twitter la “doble moral de Estados Unidos” por no apoyar “procesos democráticos antiimperialistas” (a propósito de la elección en Nicaragua en la que Daniel Ortega fue reelegido)  y además por su sistema electoral, donde, según dijo, votó solo la mitad de la población.

“En Estados Unidos valen más las armas que los votos. Valen más los banqueros, la industria militar y las transnacionales que la decisión de su pueblo”.

Días después de ser elegido como presidente de Estados Unidos, Donald Trump insistió en que construiría el muro en la frontera entre México y Estados Unidos y dijo que aceptaría construir una valla en vez de una pared “en ciertas áreas” de la frontera.

“En otras áreas el muro es más apropiado. Yo soy muy bueno en la construcción”, dijo Trump en una entrevista con el programa ’60 Minutes’ de la cadena CBS.