Bombardeos en Aleppo han dejado rebasados a los hospitales. (AMEER ALHALBI/AFP/Getty Images)

(CNN) - Días continuos de fuertes ataques aéreos han dejado Aleppo, la trinchera de los rebeldes sirios, sin un solo hospital operando a su completa capacidad, dijo el sábado a CNN la Sociedad Médica Sirio-Americana.

La sombría noticia, que llega después de una semana de intensos bombardeos, llega el mismo día en que más de 60 civiles murieron en el este de Aleppo, de acuerdo con una organización de rescatistas voluntarios.

La mayoría de los hospitales principales quedaron inoperativos debido a los recientes ataques, dijo la sociedad médica.

No obstante, activistas en la ciudad dijeron que otros cinco hospitales en barrios del este seguían funcionando.

"Por primera vez, el este de Aleppo se ha quedado sin hospitales operando a su completa capacidad", dijo el doctor Mazen Kewara, de la sede turca de la sociedad médica. "Aún quedan hospitales abiertos, pero no a su completa capacidad".

Los hospitales son muy necesarios ya que se estima que unas 250,000 personas permanecen atrapadas mientras el régimen sirio continúa sus bombardeos sobre la ciudad rebelde, que enfrenta además una reducción en las reservas de comida, combustible y medicamentos.

El sábado, al menos 61 civiles murieron durante los ataques aéreos sobre Aleppo, de acuerdo con la Defensa Civil Siria, también conocida como "cascos blancos".