(CNN Español) - Una niña indígena murió inmediatamente después de jugar con un balón que escondía un explosivo.

El hecho sucedió este miércoles cerca del Río Evarí, en Chocó, al occidente de Colombia. La menor, que estaba acompañada de su madre, encontró la pelota y la golpeó contra el piso, lo que desató la explosión que también dejó herida a su madre, según comunicó la Armada de Colombia.

Las autoridades creen que el artefacto explosivo fue dejado allí por el ELN, según la Armada, por el 'Frente Resistencia Cimarrón', que opera en la región.

El ELN no se ha atribuido el hecho.

La niña era integrante de la comunidad indígena Embera, dicen las autoridades.

Archivo (Crédito: Paula Bronsten/Getty Images)

Archivo (Crédito: Paula Bronsten/Getty Images)

La Armada llegó al lugar de los hechos por un informe del personero municipal del Bajo Baudó, Chocó. Atendieron a la madre que tenía heridas de esquirla y la trasladaron a un hospital en Chocó. El cadáver de la niña fue enterrado por su comunidad.

La Armada Nacional presentó una denuncia ante la Fiscalía contra el ELN por este hecho.

El Gobierno de Colombia y el ELN, la segunda guerrilla más importante de Colombia, anunciaron el 27 de octubre que iniciarían los diálogos de paz tras más de dos años de conversaciones en Ecuador. No obstante, el inicio de las negociaciones ha sido dilatado pues una condición del gobierno era que la guerrilla liberara al político Odín Sánchez, algo que no se ha producido hasta el momento.

Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador del gobierno en estos diálogos, habló con CNN en Español sobre la muerte de la menor y dijo que a quienes les corresponde pronunciarse sobre si fue un acto del ELN o no es a las autoridades militares.

"De comprobarse este hecho es reprobable y repudiable", añadió.