(CNN) - Kanye West ya va camino a casa.

El rapero fue dado de alta del Centro Médico UCLA, este miércoles, después de estar en observación desde el 22 de noviembre recibiendo tratamiento por agotamiento, le dijo a CNN una fuente cercana a la familia.

La esposa de West, Kim Kardashian West, ha estado a su lado todos los días, añadió la fuente.

El día antes de que entrara al hospital, su promotor de conciertos, Live Nation, anunció que se cancelarían las fechas restantes de su gira Saint Pablo.

La cancelación llegó días después de un extraño comportamiento del artista.

Durante el concierto de West en San José, California, el 17 de noviembre, empezó una diatriba política sobre su apoyo a Donald Trump y dijo que desearía que las personas negras dejaran de hablar de racismo.

Dos días después, West llegó tarde a su concierto en Sacramento, California, solo cantó dos canciones y habló bastante sobre sus visiones políticas.

La suegra de West, Kris Jenner, habló con la revista Extra sobre la condición del cantante la semana pasada.

"Está exhausto. Está muy cansado", dijo Jenner. "Ha tenido una gira extenuante, sólo necesita descansar".

Los representantes de West no estuvieron inmediatamente disponibles para dar un comentario.