(CNN Español) - El presunto responsable del crimen de una niña de 7 años que fue violada y estrangulada a muerte será trasladado este miércoles a la cárcel Modelo de Bogotá.

Tras una audiencia de más de siete horas y en la que Rafael Uribe Noguera se declaró inocente, la juez encargada del caso decidió enviarle bajo medida de aseguramiento al penal.

Uribe Noguera llegó a los juzgados en Paloquemado bajo un estricto esquema de seguridad este martes en la noche, pues al igual que a su salida del centro de asistencia médica, había un grupo de personas a las afueras que le gritaban e intentaban acercarse.

Uribe Noguera, un arquitecto de 38 años, fue notificado de la detención y de los cuatro delitos que enfrentará en el proceso penal que se avecina mientras estaba recibiendo tratamiento médico. El presunto asesino enfrenta cargos de feminicidio agravado, acceso carnal violento, tortura y secuestro simple. De ser hallado culpable enfrentaría hasta 60 años de prisión.

"La Fiscalía presentó los elementos probatorios que advierten de la responsabilidad de Noguera en estos hechos. Está demostrada la intención de entorpecer las investigaciones y a este despacho no le queda más qué ordenar la reclusión en la cárcel Modelo de Bogotá hasta que se haga el desarrollo del juicio", dijo la juez del caso.

La víctima, Yuliana Andrea Samboní, era una niña indígena. Según la necropsia que realizó el Instituto de Medicina Legal, la menor falleció por asfixia y en su cuerpo se encontraron “abundantes evidencias que demuestran que fue objeto de abuso sexual”. Yuliana había sido secuestrada el domingo en una zona marginal de la capital de Colombia y fue encontrada en el apartamento de Uribe Noguera.

El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dijo en un comunicado que “la escena del crimen fue manipulada”. También sostuvo que los fiscales del caso tienen la instrucción de judicializar “a los terceros que están intentando obstruir” la acción de la justicia.