(CNN) - Los arreglos temporales de China para tener cielos limpios y azules durante eventos de alto perfil están provocando que la calidad del aire sea peor a largo plazo, según un estudio académico.

Durante un período de tres años, un equipo de investigadores de la Universidad de Beijing y la Universidad de Fudan tomaron muestras de la calidad del aire en 189 ciudades antes y después de la reunión anual de la Asamblea y del máximo órgano asesor en China en marzo, conocido localmente como las Dos Sesiones.

Es un momento en que los gobiernos locales en China, especialmente en el más contaminado norte, tratan de crear cielos despejados imponiendo prohibiciones temporales a los grandes contaminadores, cerrando fábricas y limitando el número de vehículos que circulan.

Los investigadores encontraron que los niveles de contaminación subieron drásticamente y eran aún peores de lo esperado al término de dichas reuniones políticas.

El estudio fue publicado en mayo en la revista China Industrial Economics, pero fue ignorado en gran medida por los medios de comunicación estatales. No obstante, ha sido ampliamente discutido en las redes sociales en las últimas semanas, ya que en el invierno típicamente se elevan los niveles de contaminación del aire.

Beijing emitió su primera alerta roja por contaminación este año, y se esperan niveles severos de contaminación en el norte del país a partir de este viernes.

"La 'política de cielo azul' tiene el precio de la contaminación de represalia después de los acontecimientos políticos", concluyó el estudio.

Si bien la investigación no explora la causa del rebote de la contaminación, el aumento gradual de la producción para compensar las pérdidas económicas durante las restricciones posiblemente sea el responsable, dijo Guo Feng, uno de los autores de la Universidad de Beijing, a CNN.

"La APEC azul"

En 2014, los internautas acuñaron el irónico término de "APEC azul" para referirse a los inusuales cielos claros de la capital china durante las dos semanas del encuentro de líderes mundiales en la cumbre de la APEC. Los cielos azules desaparecieron una vez que los líderes se fueron.

El año pasado, los cielos azules durante el desfile militar de septiembre para conmemorar el final de la Segunda Guerra Mundial dieron lugar al apodo de "desfile azul", y a principios de este año y en el período previo al G-20 en Hangzhou en el mes de agosto, 225 fábricas recibieron la orden de cerrar y la mitad de los vehículos de la ciudad no pudieron circular.

Desde diciembre de 2013 hasta marzo de 2016, los investigadores utilizaron el índice oficial de calidad del aire (AQI) y midieron las concentraciones de partículas contaminantes, entre ellas las PM2.5 y PM10, los tipos más peligrosos.

La investigación mostró una disminución media del 4,8% en el nivel de niebla durante las "Dos Sesiones" locales y un rebote del 8,2% después de las reuniones, si se compara con los niveles promedio.

Guo dijo que había contactado con varios medios de comunicación chinos sobre la investigación, pero ninguno mostró interés. Mientras China ha estado tomando medidas para hacer frente a la contaminación, sigue siendo un tema políticamente sensible.