(CNN Español) - El lago Poopó, el segundo lago de agua salada más grande de Bolivia, está recuperando su caudal después de haberse secado debido a factores climáticos, según informó este miércoles el Ministerio de Defensa en su página web.

Según el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, el lago recuperó su nivel de agua en un 70% gracias a las lluvias que se han presentado en los últimos días, dijo en una entrevista con la radio Red Patria Nueva, citado por la página del Ministerio de Defensa.

En 2015, el lago empezó a evaporarse por factores climáticos hasta quedar completamente seco y "convertido en un desierto", según la Agencia Boliviana de Información (ABI)

Investigadores y campesinos, dijeron en ese entonces que el cambio climático, la contaminación minera, el desvío del río Desaguadero y a los fenómenos de El Niño y La Niña ayudaron a la desertificación del lago.

El Poopó está situado en el departamento de Oruro, a unos 220 kilómetros al sur de La Paz.

"Sobrevolamos el lago Uru Uru y el lago Poopó. En ambos lagos el nivel del agua ha subido, en un estimado de un 70%; se ve en la superficie de agua del lago, no sabemos si seguirá aumentando su nivel, pero debemos decir que por el momento es altamente satisfactorio”, dijo el ministro de Defensa al medio de comunicación este miércoles.

Ferreira confirmó también el avistamiento de animales en el lago, “un aliciente importante”, según dijo, pues meses antes sólo se veía zona desértica alrededor y muchos de sus pobladores abandonaron el lugar.

"Pudimos ver una gran cantidad de aves alrededor y sobrevolando, incluso los bofedales (humedales) alrededor se ven con agua. Hemos visto algunas embarcaciones inclusive, aunque hay un 30% que no fue cubierto [de agua]”, detalló el ministro citado por la Agencia Boliviana de Información.

El pasado mes de noviembre el presidente Evo Morales declaró estado emergencia nacional debido a la sequía y la falta de agua en el país. Morales dijo que la sequía y el déficit hídrico afectaron a varias regiones del país y fueron provocados por fenómenos climáticos.

Esta es la peor sequía de ese país de los últimos 25 años.

Édson Ramírez, experto en geociencias y recursos naturales, dijo en CNN en Español en diciembre de 2015 que el resecamiento del lago provocó daños al ecosistema y a los habitantes del lugar. Según él, uno de los más grandes daños del resecamiento los sufrieron los animales, pues la fauna que murió no se recuperaría.

El ingeniero agrónomo Milton Pérez, de la Universidad Técnica de Oruro, quien ha investigado el comportamiento del lago, explicó entonces que el lago es un ecosistema muy frágil, que tiene profundidad muy baja —de 1,5 a 4 metros—, y que el cambio climático ahora se siente en el altiplano cada dos o tres años, cuando antes era cada siete a diez años.

El lago Poopó tenía una extensión de 84 kilómetros de largo por 55 kilómetros de ancho y un área de 2.337 kilómetros cuadrados. El segundo lago más grande del país “empezó su evaporación