(CNN Español) - En uno de los países más violentos de la región donde la violencia es noticia a diario y las muertes violentas son el pan de cada día, el que se registren cero homicidios en un hecho para celebrar.

Este miércoles las autoridades de El Salvador celebraron que no se registrara un sólo homicidio violento, algo que no sucedía en los últimos dos años, según cifras entregadas por la Policía Civil.

El jefe de la Policía Civil de El Salvador, Howard Cotto, dijo que la única muerte que se produjo fue la de una persona que había sido lesionada dos días antes, por lo que no fue contabilizado en las estadísticas correspondientes al miércoles.

“El día de ayer cerramos prácticamente con cero homicidios cometidos en el periodo de esas 24 horas porque si bien registramos una persona fallecida el día de ayer, esa persona fue lesionada hace dos días. Las lesiones que le fueron causadas no acontecieron en el período de las 24 horas de ayer, 11 de enero”, explicó el comisionado Cotto este jueves ante periodistas.

Según Cotto, hasta el 11 de enero se habían contabilizado 99 asesinatos en todo el país.

Cotto no dio ninguna explicación por la reducción de violencia el último mes o por el día sin homicidios. En una conferencia de prensa el pasado mes de noviembre, Cotto resaltó que el país había empezado a “recuperar la tendencia a la baja” en homicidios.

La violencia intensa ha atacado a este país durante años.

En enero y febrero de 2016, una persona murió cada hora, según estadísticas de la policía.

El Salvador cerró el 2016 con 5.278 asesinatos, una reducción de 1.378 casos respecto a cifras de 2015 cuando ocurrieron 6.656 muertes violentas.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo. Según las más recientes cifras del Banco Mundial sobre muertes violentas, en ese país se registraron 64 homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes en 2014, por lo que quedó en el segundo lugar del listado.

Honduras fue el primero con 75 homicidios por cada 100.000 habitantes; el tercero fue Venezuela que presentó 62 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, según cifras del Banco Mundial que cita datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Según un reporte de InSight Crime, una fundación que estudia el crimen organizado en América Latina y el Caribe, en 2015 El Salvador se volvió el país más violento del Hemisferio Occidental con 103 homicidios por cada 100.000 habitantes. Venezuela estaba en el segundo lugar con 90 homicidios por cada 100.000 habitantes, seguido de Honduras con 57 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La competencia entre las dos principales pandillas de ese país —conocidas como Mara Salvatrucha ó MS13 y Barrio 18— contribuyó al estallido de la violencia en El Salvador, dice InSight Crime.

En un reporte del Buró de Diplomacia, el Departamento de Estado de Estados Unidos calificó como “crítico” el nivel de crimen en El Salvador.

“El crimen puede ir de la escala de tarjetas de crédito hasta homicidios, y es impredecible, centrado en las pandillas y caracterizado por la violencia dirigida tanto contra víctimas conocidas como contra objetivos de oportunidad”, dice el reporte.

De acuerdo con un informe de la organización civil mexicana Seguridad, Justicia y Paz sobre las ciudades más violentas del mundo en 2015, la capital salvadoreña, San Salvador, era la tercera ciudad con el mayor número de homicidios por cada 100.000 habitantes (registró 108,54) después de Caracas, Venezuela (con 119,87) y San Pedro Sula, Honduras (con 111.03).

Con información de Merlín Delcid desde El Salvador.