(CNN Español) - México entró en un nuevo ciclo que llevará al país latinoamericano a una “izquierdización” de la política y Estados Unidos debe prepararse para una posible llegada masiva de refugiados de Venezuela.

Esas son dos de las conclusiones más fuertes del informe de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos presentado este lunes 9 de enero. El informe, llamado Tendencias Globales y que se publica cada cuatro años con la llegada de un nuevo mandatario a la Casa Blanca, examina lo que prevé sucederá en los próximos cinco años en las distintas regiones del mundo.

Según el documento, “en los próximos cinco años Suramérica verá cambios más frecuentes en los gobiernos, como resultado de un descontento público por la mala gestión de la economía, la corrupción generalizada, un débil rendimiento económico por la menor demanda china de mercancías y tensiones sociales relacionadas con la clase media y los trabajadores más pobres”.

Todo ello, dice, “pondrá en peligro el significativo progreso que la región hizo para reducir la pobreza y la desigualdad en los 20 años anteriores”.

En el caso de Venezuela, el informe advierte de una tensión económica y humanitaria cada vez mayor, “lo que podría hacer que el presidente Nicolás Maduro tome medidas severas”. Además, dice, existe el riesgo de una crisis humanitaria que podría enviar “más refugiados a países vecinos y posiblemente a Estados Unidos”.

“El colapso de Venezuela podría desacreditar otros experimentos de izquierda llevados a cabo en la última década en Latinoamérica”, se lee en el documento.

Venezolanos hacen filas para el cambio de billetes de 100 bolívares, que han sido descontinuados. (GEORGE CASTELLANOS/AFP/Getty Images)

Venezolanos hacen filas para el cambio de billetes de 100 bolívares, que han sido descontinuados. (GEORGE CASTELLANOS/AFP/Getty Images)

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica por la devaluación progresiva y constante del bolívar frente al dólar. A eso se suma el alto precio o la escasez de alimentos, productos básicos y medicinas. El Fondo Monetario Internacional espera que la inflación aumente en un 1.660% durante el 2017 y según Dolartoday.com, una página de internet que monitorea la tasa no oficial, el bolívar colapsó en un 71% frente al dólar en 2016.

Hasta el momento, el gobierno venezolano no se ha pronunciado oficialmente sobre el contenido del informe de inteligencia estadounidense.

Lee también: Venezuela: Maduro anuncia aumento del salario mínimo y las pensiones

México y la izquierda

En el apartado dedicado a Norteamérica, el informe del Director Nacional de Inteligencia prevé que la región “se pondrá a prueba por crecientes tensiones sociales y políticas” en los próximos cinco años, “sobre todo si el crecimiento de la economía sigue siendo mediocre y fracasa en lograr una mayor prosperidad”.

La variable más importante para esta región, asegura el documento, seguirá siendo “la salud de la economía estadounidense”, dado su enorme tamaño y los estrechos vínculos que tiene con las demás economías de la zona.

Pero lo que más llama la atención de esa parte del informe es lo que prevé en el caso de México. Para las elecciones presidenciales del 2018, teniendo en cuenta que el presidente Enrique Peña Nieto está limitado a un mandato, “los votantes podrían inclinarse hacia una oposición de izquierda que presione para reversar las reformas y los acuerdos comerciales” implementados por Peña Nieto, si estos "no reducen la desigualdad económica en México".

Según el informe, “Peña Nieto ha decretado amplias reformas en industrias clave -como la petrolera, la de las comunicaciones y la financiera-, así como en la educación, en un esfuerzo por fortalecer la competitividad del país, pero el crecimiento no ha sido significativo y el apoyo de la gente se ha deteriorado por las denuncias de corrupción, una violencia persistente, un peso muy débil y crisis nacionales como la desaparición de los 43 estudiantes” de Ayotzinapa, en el 2014.

La advertencia de la “izquierdización” de México en las elecciones del año que viene podría llevar también una alusión, implícita, al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien en las elecciones del 2012 desconoció los resultados que dieron como ganador al actual mandatario Peña Nieto, con el argumento de que “no fueron limpias ni libres”.

El presidente de México Enrique Peña Nieto y el ahora presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se encontraron en Ciudad de México en agosto pasado. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images).

El presidente de México Enrique Peña Nieto y el ahora presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se encontraron en Ciudad de México en agosto pasado. (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images).

“Si el sentimiento proteccionista se arraiga en los próximos años, particularmente en Estados Unidos y en México, el futuro del comercio en la región podría estar en juego. La política nacional de Estados Unidos han generado dudas sobre el futuro del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por sus siglas en inglés), y uno de los potenciales candidatos presidenciales mexicanos de la izquierda para el 2018 ha culpado al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) por la pérdida de empleo en México”.

Además, en las presidenciales del 2018 en el país latinoamericano podría jugar un papel importante “la clara manifestación de un sentimiento anti-inmigrante que durante la campaña presidencial en Estados Unidos alimentó el resentimiento en México”, asegura el informe.

Mira también: Así respondió Peña Nieto a las amenazas de Trump

Sobre otros países de la región, el informe de inteligencia de Estados Unidos se refiere al aumento del cristianismo evangélico en Brasil -ya casi una quinta parte de la población lo practica- que "podría crear nuevas fuerzas políticas en el país" suramericano.

Y habla de cómo la resolución del conflicto armado con las FARC en Colombia, tras el proceso de paz, se convierte en una oportunidad para “el desarrollo que pueda impulsar el crecimiento de la economía”.