(CNN Español) - Luis Suárez, quien actualmente defiende los colores del Barcelona español (y lo seguirá haciendo hasta el 30 de junio del 2021), llegó este martes a los 30 años, conservando la vigencia que lo asegura como uno de los delanteros más respetados del fútbol mundial.

En la actual temporada de la Liga española, el atacante, nacido en la ciudad uruguaya de Salto, ha marcado 15 goles, un renglón en el que sólo es superado por Lionel Messi, que ha marcado 18. No obstante, esta misma suerte no lo ha acompañado en la Liga de Campeones, donde apenas ha celebrado en dos ocasiones en cinco partidos jugados.

Con la celeste uruguaya, sus números son más que dicientes. En sus 90 apariciones oficiales, el ‘Matador’ ha anotado 47 goles, con un promedio de 0,52 tantos por partido. En las presentes eliminatorias a la Copa del Mundo de Rusia 2018, el delantero barcelonista ha anotado en tres ocasiones en ocho partidos jugados, en una clasificación que lidera su compatriota Edinson Cavani con ocho tantos en nueve encuentros.

Polémica

La carrera de Suárez también ha estado marcada por sucesos que han afectado su carrera futbolística. El más célebre de todos fue el incidente que tuvo con el defensa italiano Giorgio Chiellini en el partido por la fecha tres del Grupo D del Mundial de Brasil 2014, que ganó Uruguay por 1-0.

En el minuto 79, Suárez y Chiellini se trenzan en medio de las acciones y, de repente, el uruguayo se toma la boca, mientras que el italiano se descubre el hombro, doliéndose. Suárez le había dado un mordisco. En consecuencia, aunque no fue expulsado del partido por el árbitro mexicano Marco Rodríguez, la FIFA le aplicó duras sanciones.

Luis Suárez y Chiellini en su incidente el Mundial Brasil 2014 (Crédito: Matthias Hangst/Getty Images)

Luis Suárez y Chiellini en su incidente en el Mundial Brasil 2014 (Crédito: Matthias Hangst/Getty Images)

La primera de ellas fue suspenderlo por nueve partidos oficiales de selecciones. El primero de ellos fue el encuentro por octavos de final contra Colombia, que los uruguayos perdieron por 2-0.

La segunda fue suspenderlo de toda actividad futbolística por cuatro meses. La tercera fue prohibirle la entrada a estadios por la misma cantidad de tiempo.

También le tocaron el bolsillo. Le impusieron una multa 100.000 francos suizos (unos 99.700 dólares).

"No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente durante la Copa Mundial de la FIFA, cuando millones de personas tienen la vista puesta en los jugadores. La Comisión Disciplinaria ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario. La decisión ha entrado en vigor en el momento en el que se ha comunicado", declaró en su momento Claudio Sulser, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

Suárez cumplió la sanción y reapareció con la celeste con un gol en el 2-2 contra Brasil del 25 de marzo del 2016, válido por la quinta jornada de las eliminatorias a Rusia 2018.

En Uruguay saben cómo es él, y lo quieren. Incluso se ha prestado para reírse un poco de sí mismo en publicidades para entidades nacionales.