(CNN) – Este lunes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reorganizó el Consejo de Seguridad Nacional, después de la lluvia de críticas que recibió por expulsar a los principales militares y funcionarios de inteligencia del Comité de Directores y por nombrar a uno de sus asesores políticos en este panel clave.

Ese día, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, anunció que Trump reincorporaría al director de la CIA como un miembro regular del comité principal. Pero no solo eso: también mantendría su jefe de estrategia, Stephen Bannon, en esa reunión. Esta polémica jugada fue duramente criticada, pues además el director de inteligencia nacional y el jefe del Estado Mayor Conjunto no serán asistentes regulares.

Este comité es un grupo que está al nivel de gabinete y lo conforman las agencias enfocadas en la seguridad nacional. Fue establecido en 1989 por el entonces presidente George W. Bush.

El exdirector en funciones de la CIA, Michael Morell, criticó este lunes la decisión de sumar a Bannon al grupo, mientras se limitaba la participación del jefe del Estado Mayor Conjunto y del director de inteligencia nacional (DNI, por sus siglas en inglés). Un movimiento al que denominó “sin precedentes” en la intervención que hizo en el programa CBS This Morning.

“Nunca he estado en una reunión de directores donde las opiniones del DNI y del jefe (del Estado Mayor Conjunto) no sean relevantes”, aseguró Morell, quien fue asesor de la campaña presidencial de Hillary Clinton. “Cada junta empieza con una sesión informativa del director de inteligencia nacional”.

Y añadió: “Tener a alguien como Bannon en la sala lleva la política a una reunión donde no debería estar presente”.

El senador por Vermont Bernie Sanders publicó en su cuenta de Twitter que este cambio era “peligroso” y pidió que Bannon fuera retirado del panel.

“Steve Bannon sentado en el Consejo de Seguridad Nacional representa un acto peligroso y sin precedentes. Debe ser apartado”, escribió Sanders.

Por su parte, Spicer reclamó que la decisión está alineada con los pasos que dieron administraciones pasadas para estructurar su propio Consejo de Seguridad Nacional. Agregó también que el jefe del Estado Mayor Conjunto y el DNI serán bienvenidos en las sesiones de esa entidad.

El director de la CIA, además de ser un aliado de Trump, es un subordinado del director de inteligencia nacional en las estructuras de organización.

El portavoz del Pentágono, capitán Jeff Davis, aseguró que la organización del Consejo de Seguridad Nacional bajo la administración de George H.W. Bush fue muy similar.

"No ha habido ningún cambio radical en el papel del jefe en 16 años", sostuvo Davis, refiriéndose a la cabeza del Estado Mayor Conjunto. “Eso es lo que ha permanecido constante: es el principal asesor militar del secretario (de Defensa), es el principal asesor militar del presidente”, añadió.

Davis indicó que el secretario de Defensa “siempre planea tener al jefe del Estado Mayor Conjunto de su lado cuando está discutiendo cualquier tema relacionado con nuestra seguridad nacional o con nuestros militares”, ya sea que se involucre con el Consejo de Seguridad Nacional o con el Comité de Directores.

“No vemos en esto un gran cambio, lo vemos como una prolongación del papel crítico que la cabeza del Estado Mayor Conjunto ha desempeñado en su capacidad de asesoría”, explicó Davis.

Además, Spicer criticó a la asesora de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama, Susan Rice, por preguntar a través de Twitter por qué la CIA será omitida en el Consejo de Seguridad Nacional, cuando el memorándum de Obama sobre esta entidad en 2009 tampoco incluía a la agencia de inteligencia.

En una serie de tuits, en los que ella describió la reorganización “tan fría como el hielo”, Rice publicó: “el jefe del Estado Mayor Conjunto y el director de inteligencia nacional tratados como añadidura en las reuniones de los directores a nivel de gabinete ¿Y dónde está la CIA? ¿Por fuera de todo?”.

A la fecha, cada reunión del Comité de Directores ha incluido a los jefes del Estados Mayor, al director de la CIA o a, cuando fue establecido, el director de Inteligencia Nacional. James Clapper, quien fungió en este cargo, siempre estuvo presente en las reuniones principales del Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Obama, como lo pudo confirmar CNN.

La presencia de Bannon refuerza la noción de que él, en esencia, es un cojefe de personal junto al jefe de Gabinete, Reince Priebus. Así como la evidencia de la influencia que tiene del exdirector de Breitbart News en la administración Trump.

El senador John McCain elogió al equipo de seguridad nacional de este gobierno, pero expresó una seria preocupación frente a Bannon.

"Creo que el equipo de seguridad nacional en torno al presidente Trump es muy impresionante", sostuvo McCain este domingo en el programa Face the Nation de CBS.

Sin embargo, añadió: ”Estoy preocupado por el Consejo de Seguridad Nacional, sus miembros, y quiénes tendrán un puesto permanente”. "El nombramiento del señor Bannon es algo radicalmente diferente a cualquier Consejo de Seguridad Nacional de la historia.

Esta entidad está a cargo del asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, exjefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa hasta que en 2014 altos líderes del sector pidieron su renuncia.

También se han vivido tensiones entre la administración de Trump y la comunidad de inteligencia, aunque durante una visita a la CIA, el presidente declaró que "nadie se siente más fuerte con la comunidad de inteligencia que Donald Trump... Los amo, los respeto".

Antes de esa declaración, el presidente había afirmado que los servicios de inteligencia eran políticamente parciales; descartó sus hallazgos en el hackeo ruso contra los demócratas durante la campaña presidencial y se refirió con desprecio a la comunidad publicando en su cuenta de Twitter la palabra inteligencia entre comillas.

Al momento de reorganizar el Consejo de Seguridad Nacional, Trump aseguró que la amenaza que enfrenta Estados Unidos en este ámbito, “en el siglo XXI trasciende las fronteras nacionales. En concordancia, el gobierno de Estados Unidos debe asumir estos desafíos con estructuras y procesos de toma de decisiones que sean adaptativos y transformadores”.

Los miembros regulares del Comité de Directores incluyen al secretario de Estado, el secretario de Hacienda, el secretario de Defensa, el fiscal general, el secretario de Seguridad Nacional, el asistente del presidente y jefe de Gabinete, el consejero y el asesor de Seguridad Nacional.